El atacante mostró su profesionalismo y pese a sufrir por Upala, estuvo activo

Por: Fanny Tayver Marín 28 noviembre, 2016
José Guillermo Ortiz supera la marca de su excompañero Johnny Acosta. El upaleño se entrenará hoy, luego se irá a su pueblo. | DIANA MÉNDEZ
José Guillermo Ortiz supera la marca de su excompañero Johnny Acosta. El upaleño se entrenará hoy, luego se irá a su pueblo. | DIANA MÉNDEZ

Alajuela. José Guillermo Ortiz demostró su profesionalismo y fue uno de los hombres con nota alta en el empate sin goles entre Alajuelense y Herediano.

El delantero de la Liga no dio una bola por perdida y estuvo muy inquieto en el juego.

Estaba metido de lleno en el partido, a pesar de que en ningún momento dejó de pensar en el dolor que se vive en su tierra, Canalete de Upala, por el devastador paso del huracán Otto.

Tras la práctica del viernes, Ortiz se fue a Canalete y el sábado, a las 7:45 a. m. ya estaba presente en la práctica manuda.

“Tenía que ir a ver cómo estaba mi familia, a ver cómo seguían, ayudarles, llevarles ropa y me vine para enfocarme en el partido. La verdad es increíble, una cosa es verlo por televisión y otra es estar ahí, es demasiado difícil ver cómo está el pueblo que a uno lo vio nacer y crecer, es difícil, pero lo que queda es seguir trabajando y luchando”, manifestó José Guillermo Ortiz.

El jugador contó que se asustó mucho cuando lo llamó su hermana llorando.

“Me decía que lo habíamos perdido todo en la casa, lo único que hice fue preguntarle que cómo estaban mis papás, mis abuelos, ella. Me asusté demasiado, vine a entrenar, fui a recoger unas cosas a la casa y a comprar cosas con mis hermanos para llevar y cuando llegué fue algo increíble, la verdad”, recordó.

Relató que la gente en Upala está muy asustada e impactada.

“Me decían que era increíble estar sin luz, con ese viento que ellos no sabían ni qué hacer y la gente se subía a los techos, pero como le dije a mi familia, ahí vamos levantándonos poco a poco, lo importante es que están vivos y a seguir luchando por ellos”.

Ortiz sintió el respaldo solidario de sus compañeros, quienes lo están apoyando.

“La verdad que la gente me ha ayudado mucho, mis compañeros, don Raúl (Pinto) que me ha ayudado bastante y otros clubes también se han acercado, me han llamado, así como jugadores de otros lados para ayudarme y estoy muy agradecido con ellos. La gente es increíble y después del entrenamiento de este lunes vuelvo a ir para llevar unas cosas con unos amigos”, destacó Ortiz.

Ante Herediano, él hizo tres remates directos con la pierna derecha y luego se dedicó a hacer cambios de velocidad, buscando a sus compañeros Jonathan McDonald y Allen Guevara.

“Fue un partido bonito, quería anotar, no se me dio, traté de luchar para ponerle a mis jugadores una asistencia, pero lastimosamente no se dio el resultado”.

En los últimos tres enfrentamientos contra Herediano, Alajuelense no ha podido anotar.

“Creo que como nosotros estudiamos a los equipos, ellos lo hacen con nosotros, tenemos ahí a un excompañero como (Johnny) Acosta que sabe todos los movimientos, cómo jugamos y por esa parte fue difícil, pero hay que seguir adelante, vienen más partidos y hay que sacarlos”, acotó.

Después de debutar en la cuadrangular con un empate, la Liga visitará el jueves a Saprissa.