Futbolista fue echado junto a Luis Diego Sequeira, Anthony Acuña, Joshua Díaz, Cristian Yeladián, José Garro, Carlos Calderón y Josué Mitchell

Por: José Luis Rodríguez C. 26 noviembre, 2015
Osvaldo Rodríguez celebra con sus compañeros su primera anotación, ante el lamento del generaleño José Carlos Cancela. | RAFAEL PACHECO
Osvaldo Rodríguez celebra con sus compañeros su primera anotación, ante el lamento del generaleño José Carlos Cancela. | RAFAEL PACHECO

Sin enojo, pero sincero, así habló, este jueves, José Carlos Cancela tras haber sido despedido de Pérez Zeledón el miércoles en la tarde.

El uruguayo, padre y esposo, dijo no estar molesto con su salida, ya que siempre ha tenido claro que no se queda donde no lo quieren tener.

"Por lo general, cuando pasan estas situaciones, el porqué no lo pregunto ni me interesa saberlo. Cuando no quieren que esté en un lugar, no me gusta estar; respuestas o motivos puede haber miles, valederos o no", dijo Cancela.

"Ayer (miércoles) cuando me dieron la noticia de que no quieren que siga, no les pregunté, simplemente les agradecí la oportunidad, agarré mis cosas y me pongo a pensar para adelante", añadió.

La salida de Cancela fue junto a los futbolistas Luis Diego Sequeira, Anthony Acuña, Joshua Díaz, Cristian Yeladian, José Garro, Carlos Calderón y Josué Mitchell.
"No me detengo a pensar si es injusto o no, como le dije antes, simplemente les deseo lo mejor en lo que viene", añadió Cancela al preguntársele si se siente como la válvula de escape que buscaron los dirigentes generaleños ante la mala situación del club en este certamen.

Luego de 20 jornadas, y a dos de acabar la fase regular del Campeonato de Invierno 2015, Pérez Zeledón se ubica de último en la tabla general, con 15 puntos, tres abajo de Belén.

El conjunto sureño, que el domingo anterior perdió 2-7 contra la Liga, en su casa, es el segundo con menos goles a favor (21) y el más vapuleado (40).

Sin querer ahondar en dicho momento, Cancela expresó que ahora se dedicará a buscar alguna opción para mantenerse activo en su forma de vida, el fútbol.

"Con 39 años, no le puedo decir cuánto me queda para el retiro, las ganas y la voluntad están intactas, además de que tengo el apoyo de mi familia, que ha estado en los buenos momentos y las situaciones como esta".

"Agradezco también el cariño de los costarricenses, quienes siempre me han dado apoyo incondicional a mí y a mi familia independientemente del club que me toque defender", apuntó.