El técnico colombiano empezó su historia en suelo nacional con Alajuelense y estuvo durante dos periodos con la Tricolor

Por: Fiorella Masís 24 julio, 2014

Redacción

El paso de Jorge Luis Pinto por Costa Rica fue un sube y baja de emociones, pero concluyó dejando la página más dorada de la Selección Nacional en una Copa del Mundo al alcanzar los cuartos de final en Brasil 2014.

Pinto Afanador llegó al país cuando tenía 48 años. Fue presentado como técnico de Alajuelense el 27 de noviembre de 2001 y llegaba con la idea de levantar el rendimiento de los manudos y conseguir el tricampeonato.

Así lo consiguió. Su equipo ganó el Clausura y luego se hizo del cetro de la temporada al derrotar al Santos de Guápiles en la gran final, el 7 de mayo de 2002.

Pero le faltaban más glorias. El estratega siguió al frente del equipo y se dejó el tetracampeonato, el 22 de mayo 2003, tras empatar en Liberia y asegurarse -en ese momento- su corona 23.

Jorge Luis Pinto le dio a la Liga dos títulos. En la imagen da instrucciones a los jugadores Michael Rodríguez y Cristian Montero.
Jorge Luis Pinto le dio a la Liga dos títulos. En la imagen da instrucciones a los jugadores Michael Rodríguez y Cristian Montero.

Ese exitoso lapso pintado de rojo y negro llegó a su fin días después, cuando Pinto desistió de seguir al frente del conjunto erizo y regresó a Colombia.

"Hay momentos en que hay que tomar decisiones: quiero volver a mi país y esa es la verdad. No me voy por otras razones que no sean las personales", expresó en ese entonces el estratega.

Las dos caras con la Sele. Algunos opinaron que su salida de la Sele en su primer mandato fue injusta, pero lo cierto del caso es que la vida le tenía preparada una revancha que pudo cumplir en Brasil.

Jorge Luis Pinto volvió a Costa Rica en junio 2004 para dirigir a la Tricolor, en sustitución del estadounidense Steve Sampson, pero no concluyó el camino hacia Alemania 2006.

El colombiano estuvo al frente durante 19 partidos, con 8 triunfos, 4 empates y 7 derrotas para un rendimiento del 49,1 %.

Su destitución llegó en marzo del 2005 y las riendas de la Sele las asumió Alexandre Borges Guimaraes, quien finalmente fue el encargado de llegar hasta Alemania.

Tuvieron que pasar seis años para que Pinto pudiera construir su propia historia con el equipo de todos.

Jorge Luis Pinto dirige un entrenamiento de la Selección Nacional durante su primera etapa. Junto a él, los futbolistas Walter Centeno y Alonso Solís.
Jorge Luis Pinto dirige un entrenamiento de la Selección Nacional durante su primera etapa. Junto a él, los futbolistas Walter Centeno y Alonso Solís.

"La frase de hoy que me gustaría escribir es que hay que construir un equipo", definió Pinto en setiembre de 2011 para enfrentar su desafío de retomar el mando de la Sele.

Poco a poco, y siempre entre críticas, Pinto empezó a generar resultados que culminaron con el Mundial 2014.

El cafetero ganó el título de Uncaf con la Sele, dirigió 50 partidos, obtuvo 22 triunfos, empató en 14 ocasiones y perdió la misma cantidad durante un periodo de dos años y nueve meses, con un rendimiento del 53,3%.

El 10 de setiembre del 2013 consiguió su sueño: clasificar a un Mundial de fútbol, pero no le bastó con eso y le dio a Costa Rica, junto a una gran generación de jugadores, el mayor éxito en su historia.

En la Copa del Mundo dirigió cinco juegos, con tres empates y dos triunfos, imponiéndose en el llamado grupo de la muerte.