Delantero argentino ahora se tira más al costado para ayudar al Mambo Núñez

 7 febrero, 2016

De ser el hombre gol del Herediano pasó a convertirse en el sacrificado, el que corre las diagonales y pelea cada balón, tanto dentro como fuera del área.

El delantero argentino Jonathan Hansen extraña las anotaciones y no oculta que siente ansiedad por querer marcar en el Torneo de Verano.

Al cumplirse la fecha cinco del certamen, Jonathan no suma goles, pero en cambio tiene dos asistencias.

Sin embargo, el cuerpo técnico del Team está contento con el nuevo rol del artillero suramericano, quien la campaña anterior consiguió siete anotaciones con la divisa rojiamarilla.

“Estoy tranquilo, no me desespero, entiendo que ahora me toca jugar por afuera y acompañar más al Mambo Núñez, tirarme a la derecha y tapar la salida del lateral. Trato de hacerlo lo mejor que puedo para bien del equipo, el gol ya llegará y por eso no me desespero”, comentó Hansen.

“Siempre hay ansiedad por querer marcar cuando no se anota. Ahora tenemos delanteros con características muy distintas, pero esto recién comienza y ya vendrá la oportunidad. Como dije, lo importante es el Herediano y mientras el club gane, bienvenido sea para todos”.

Trabajo perfecto. Mauricio Solís, asistente del técnico Odir Jacques en el cuadro rojiamarillo, indicó que la función de Hansen en el actual torneo es muy distinta al de los anteriores, pero debido a sus condiciones él cumple a la perfección con su trabajo.

“En el Torneo de Invierno Jonathan era el nueve del equipo, el delantero que estaba en el área, pero ahora las cosas cambiaron y ese trabajo se dividió con el Mambo Núñez, pues los dos son hombres de área, aunque en el caso de Hansen, él tiene más sacrificio”, señaló Solís.

“Jonathan está más lejos del área, se tira a los costados y no es el único referente en punta. Llega por fuera y está atento a pelear los balones en el área y a hacer las diagonales por los costados. Ahora es el que asiste, el que lanza el centro para que otros compañeros marquen en el partido”.

Solís alabó la labor del argentino e indicó que entendió a la perfección lo que se le pidió.

“Puede ser que no está contento porque no anota, pero su desgaste a la defensa rival es de mucha ayuda para sus compañeros, en especial el Mambo. Hace muy bien lo que se le pide y nosotros estamos contentos con su trabajo”, especificó Mauricio.

“Mambo es un jugador muy inteligente y ha podido sacarle provecho a Hansen, como en su momento lo hizo con Olman (Vargas) y Yendrick (Ruiz)”.