El entrenador del cuadro santista no ocultó su desilución por la goleada que recibió su equipo en solo ocho minutos para el final del compromiso ante los belemitas

Por: Juan Diego Villarreal 10 septiembre, 2015

¿Cómo puede explicar cuatro goles en ocho minutos para el final?

En 80 minutos tuvimos el control, hicimos un buen juego, el partido estaba equilibrado y no había un claro dominador. En el segundo tiempo las mejores opciones de gol fueron nuestras, pero después del 2-1 el equipo se cayó, perdió el espíritu de lucha y sentimos vergüenza con todo lo que pasó. Es nuestra responsabilidad.

Johnny Chávez salió molesto por el desempeño de sus jugadores, tras perder 5-1 ante Belén.
Johnny Chávez salió molesto por el desempeño de sus jugadores, tras perder 5-1 ante Belén.

¿Pero qué sucedió?

Usted mira el lenguaje corporal de los líderes y observa que perdieron cohesión y se perdió la conexión entre líneas, no a aparecieron los líderes en el equipo. Hoy no sacamos lo mejor, el golpe emocional de recibir un gol así y que no apareciera liderazgo y dejaron de pelearlos jugadores no tiene explicación. Fue una cuestión emocional, no aparecieron los jugadores de carácter.

¿Cuál es su sentimiento?

Es un sentimiento de frustración impotencia, está el juego 1-1 y tras el gol de Belén les pedí que pelearan, pero no pude desde la línea Sentí mucha vergüenza e impotencia.

De ganar se habrían consolidado entre los cuatro primeros

Ese era nuestro plan ,venimos con esa mentalidad y así lo demostramos durante 82 minutos, pero después del 2-1 perdimos la ilusión, su cohesión e hicimos el ridículo.

El error del meta Johnny Aguilar, en el segundo gol, ¿qué tan determinante fue?

Evidentemente la forma como entró ese gol golpeó anímicamente al equipo, pensé que esa acción se podía resolver, pero no fue así y golpeó al equipo.

¿Qué tan fuerte fue la llamada de atención al final del partido?

Bastante, porque este equipo tiene clase y debemos asumir la responsabilidad. Se les habló fuerte, uno espera mucho más de ellos, porque no puede ser que nos desmoralicemos con una situación como esta.

¿Ahora sigue Uruguay?

Es un buen momento para levantarnos del 5-1, pero debemos estar fuertes, debemos sacar lo mejor de nosotros.