Por: Cristian Brenes 17 agosto
Johnny Chaves previo al juego entre Alajuelense y el Santos de Guápiles.
Johnny Chaves previo al juego entre Alajuelense y el Santos de Guápiles.

Con dos competiciones, que son el torneo nacional y la Liga Concacaf, un equipo opta por una o la otra. ¿Usted le apuesta a los dos torneos?

El grupo tiene esa madurez, es muy importante la mentalidad de ellos y lo importante es que estamos sumando para mantenernos en la pelea en los dos torneos. Este grupo tiene potencial, la clave está en ellos, su mentalidad y profesionalismo, y nosotros en no equivocarnos al hacer rotaciones o a establecer en lo que debemos enfocarnos.

¿Cómo se siente con todo esto que sucede? Usted llegó y no se habla de que Santos pelea abajo en la tabla, sino que es un equipo respetado por los demás y por la prensa. Los jugadores se lo atribuyen a usted y la dirigencia también.

Es satisfactorio ver dos años de trabajo; eso tengo que agradecerlo a la Junta Directiva, que en momentos difíciles siempre me apoyó y le dio continuidad a mi trabajo. También la calidad del grupo, que es un grupo con talento, que se ha aplicado, que se ha identificado con la elección de juego que les propongo, se entrega, da lo mejor de sí, encuentra la sinergía en las fuerzas para seguir adelante y ver la evolución llena de mucha satisfacción y se compromete más con jugadores y directiva para seguir buscando la excelencia.

¿Qué tan responsable se siente por el éxito del Santos?

Todos tenemos un aporte importante, la administración, directiva, jugadores, cuerpo técnico; siempre hablo de trabajo en equipo, el aporte de todos, la suma de las fuerzas.

Un equipo de presupuesto modesto también puede ser protagonista, al menos eso es lo que demuestran ustedes.

Siempre dije que hay dos formas de estar en la élite, una es con dinero, comprando los mejores jugadores y la otra es con proceso, pero para ese proceso se necesita talento y aquí lo hay. En Pérez Zeledón también hubo buenos jugadores de la cantera y nos manteníamos competitivos, clasificando. Este grupo de Santos permite pensar en más allá; procesos es una forma de reducir distancias con equipos que tienen mayores facilidades en instalaciones, afición y presupuesto.

Se habla de procesos, ¿siente que el único del fútbol tico es el de Santos por la paciencia que le han tenido, luego de de dos torneos que no clasificaron al principio?

Hay equipos que lo han intentado, por ejemplo Heredia lo lleva callado, ha sacado buenas figuras; la Liga lo intenta, pero parte del proceso es encontrar esa continuidad, esa confianza en algo y ellos la están buscando. Nosotros llevamos camino adelante y otros están iniciando, el problema de algunos como Limón es mantener a la planilla, hay equipos que lo buscan, algunos no tienen tiempo, otros tienen mayor presión; nosotros hemos tenido la virtud de que la directiva apostó y en los momentos difíciles se mantuvo ecuánime.

Clasificaron a dos segundas fases de torneo local, ahora están en cuartos de final de la Concacaf y cerca de la semifinal. ¿A qué aspiran en este torneo?

La meta la planteamos en la pretemporada, dijimos: 'hemos clasificado dos veces, en una se formó caráctier, en otra demostramos que la idea funciona, no podemos conformarnos con clasificar'. Hay que decirlo sin temor, la meta es ser campeón, no queremos volver a clasificar por clasificar, sino ser campeones, creemos en ellos y damos todo lo que tenemos para ir tras eso.

¿Cómo se motiva usted mismo en los inicios de pretemporada, cuando trata de conformar el equipo y tiene un presupuesto del que no puede salirse?

Desde que llegué me dijeron que debía darles más espacio a jugadores de la cantera. Nuestro presupuesto no es alto, pero siempre estamos al día, tratamos de darles lo necesario. A veces uno quiere traer jugadores, pero hay equipos que tienen mejor presupuesto y nos los quitan, quizás andábamos en negociaciones, pero al final hay una mejor oferta, entonces debemos minimizar el error cuando contratamos porque el presupuesto no permite tener esos errores, no permite hacer una mala contratación, lo que nos hace falta buscarlo en la cantera y si no está ahí, ver quién puede llenar ese espacio de acuerdo al presupuesto.

¿Se se siente en desventaja con otros equipos por el tema financiero?

Hemos reducido las distancias. Usted puede a tener 100 razones obvias por las que dice no puedo lograrlo, pero lo que tiene que hacer es buscar una en que diga puede lograrlo. Nos hemos aferrado a un proceso y los resultados dicen que hemos reducido distancias con esos equipos.

¿Cómo logra Santos evitar la fuga de jugadores?

Les hemos ofrecido a los talentos un proyecto, ellos ven que a largo plazo el equipo es competitivo, clasifica, dentro de las posibilidades del equipo reciben buen salario y con este torneo internacional los terminamos de convencer, porque es una forma de exponerse, y saben que aquí encuentran regularidad, que pueden jugar en cualquier momento, todos los 25 jugadores saben que en cualquier momento pueden jugar, el cuerpo técnico ha demostrado que todos tienen la oportunidad y lo contraponen con los compañeros que se van a otros lados y les cuesta encontrar regularidad. Yo les digo que trabajen duro para irse, pero a un mejor nivel, al extranjero, o si se van a equipo grande que Santos pueda captar dinero por la venta de jugadores para subsistir.

¿A qué se debe el inicio tan bueno de Santos en esta temporada?

Cuando nos dimos cuenta que jugábamos Concacaf y se dio a conocer el calendario del campeonato, hicimos un análisis, en las tres primeras fechas nos tocó equipos que siempre pelean clasificación, como Pérez Zeledón, Alajuelense y Cartaginés.

"A veces uno necesita tres o cuatro juegos para alcanzar ritmo y no podíamos esperar eso por el calendario, y porque el equipo de Trinidad y Tobago (San Juan Jabloteh), cuando jugó con nosotros, tenía como seis partidos de campeonato.

¿Cómo logra llevar a un equipo al mejor rendimiento en el inicio del torneo?

Es importante tener un grupo competitivo, un grupo talentoso, a todos les hemos dado el mismo trabajo, que nadie desentone. No es rotar aleatoriamente, es ver el desgaste de algunos jugadores y nos aseguramos siempre tener piernas frescas.