2 agosto, 2014

Cartago. Johan Condega y Carlos Hernández han pasado tantos años separados que es poco probable que los aficionados sepan que ellos vivieron juntos sus primeros pasos en el fútbol.

Condega y Hernández elaboraron un golazo en el Morera Soto el pasado miércoles, como seguramente lo habrán soñado muchas veces en su adolescencia cuando ambos se desarrollaban en las ligas menores manudas.

Solo que no lo hicieron con la casaca rojinegra. Les tocó hacerlo con la azul del Cartaginés, equipo que ambos llegaron a reforzar para la próxima temporada.

“Con Johan jugué en el Proyecto San José del Alajuelense desde jovencitos. Después seguimos en Infantil, Alto Rendimiento y hasta algunos partidos en Primera División, por lo que conozco sus grandes capacidades y lo fácil que es jugar con él”, contó Hernández.

El Zorro, de 32 años, llegó antes al primer equipo de la Liga, en 2002. Condega se le unió dos años después. Pero de ahí en adelante sus carreras tomaron rumbos distintos.

Johan no duró mucho en las tiendas erizas y en el 2005 inició un peregrinaje por distintos equipos de Primera y Segunda División.

Hernández se fue a vivir aventura de legionario en las tierras lejanas de Australia y, luego, Nueva Zelanda. En aquel rincón del mundo estuvo desde el 2007.

Carlos Hernández y Johan Condega armaron un golazo el miércoles, algo que seguramente soñaron cuando jugaban en las menores erizas. | J. CORDERO
Carlos Hernández y Johan Condega armaron un golazo el miércoles, algo que seguramente soñaron cuando jugaban en las menores erizas. | J. CORDERO

Así es que hasta ahora, 10 años después de que jugarán juntos en Alajuelense, que se vuelven a unir.

Ellos cargan, en conjunto, con las ilusiones brumosas de retomar la senda del triunfo y volver a batallar por un campeonato.

Sin resentimiento. Hernández dijo que el gol del miércoles lo celebró sin resentimientos con la Liga.

“Estimo mucho a Alajuelense, me dio a conocer en la Primera División y es el único equipo con el que jugué aquí antes de salir al exterior”, comentó ayer Hernández.

Sin embargo, aclaró la importancia de celebrar dicha anotación: “Ahora me debo al equipo que confió en mi, que me permitió el retorno al fútbol nacional después de siete años. El gol sirvió para que Cartaginés se quitara de encima muchos años de no ganar en el Morera Soto”, explicó el exmanudo.