Por: Daniel Jiménez 22 mayo, 2016
Carlos Barahona, de Jicaral, ayer ante Escazuceña. | GRACIELA SOLÍS
Carlos Barahona, de Jicaral, ayer ante Escazuceña. | GRACIELA SOLÍS

Jicaral acaricia la final del torneo de clausura de la Liga de Ascenso luego de triunfar 0-1 ante Escazuceña ayer, en el estadio Nicolás Macís, en Escazú.

El único tanto del compromiso lo decretó el jugador Juan Diego Ruiz.

Sin embargo, no todo fue color rosa para los puntarenenses, pues Bryan Barrios salió expulsado y se perderá la vuelta.

Al finalizar el partido, el anotador del gol afirmó que si bien su equipo dio un paso firme hacia la final, aún faltan 90 minutos que son de pronóstico reservado.

“Hicimos un gran trabajo, lo importante era marcar diferencia en el primer compromiso y por dicha lo conseguimos, aunque eso sí, falta el otro partido en el que tenemos que seguir con la misma idea para llegar ala ansiada final”, afirmó Ruiz.

El futbolista aseguró que la velocidad fue lo que más daño le hizo a los escazuceños.

“En el equipo tenemos gente bastante rápida y esa fue la clave para sacar la diferencia e irnos arriba”, manifestó.

El juego de vuelta de esta serie se efectuará el domingo a las 11:15 a. m. en el estadio Luis Briceño, en Jicaral de Puntarenas.

Serie apretada. La otra semifinal entre Palmares y San Carlos finalizó con empate 2-2 en el estadio Jorge Palmareño Solís.

Para los locales anotó Berny Solórzano y Keishmer Powell.

Por su parte, Richard Castañeda y Álvaro Aguilar decretaron los tantos para los visitantes.

En este compromiso salieron expulsados el palmareño Jimmy Arrieta y los sancarleños Juan Vicente Solís y Marcos Mena.

El juego de vuelta se efectuará este sábado a las 7:30 p. m. en el estadio Carlos Ugalde.

Quien gane el Torneo de Clausura aún no tiene asegurado su boleto a la Primera División.

Primero debe enfrentar a AS Puma Generaleña en una final nacional, pues los sureños ganaron el Apertura. Quien se imponga, ascenderá.

Etiquetado como: