Por: Kenneth Hernández Cerdas 12 abril, 2015
Jeaustin Campos y Óscar Ramírez estarán cara a cara.
Jeaustin Campos y Óscar Ramírez estarán cara a cara.

Si Saprissa y Alajuelense tienen grabado en piedra un duelo personal en la historia, recientemente la rivalidad de sus entrenadores le ha aportado un aderezo especial al encuentro.

Esta tarde, a partir de las 5:30, Jeaustin Campos y Óscar Ramírez tendrán una nueva partida en la que cada quien no solo buscará imponer su estrategia para que su equipo triunfe sino agrandar su orgullo personal.

La de hoy será la sexta ocasión en que ambos se enfrenten y en este corto tiempo el saprissista ya marcó diferencia al ganarle tres veces a un "Macho" que se había acostumbrado a ser casi imbatible en este tipo de choques.

Campos perdió su primer clásico apenas acomodándose en el banquillo morado el 1 de octubre de 2014, pero después de ahí sacó del camino a la Liga en semifinales, luego se coronó campeón del Invierno y le asestó un nuevo golpe a Ramírez en el primer clásico de este año.

Pese a que entre ellos han existido discrepancias verbales, Campos le bajó el perfil a su supremacía.

“A Óscar lo respeto mucho, es un gran entrenador que ha ganado mucho. Hemos tenido batallas tácticas de mucha altura y eso respalda que, sin ofender a los técnicos extranjeros, Costa Rica tiene con qué responder a un nivel bastante bueno”.

Mientras, Ramírez no se arruga, prueba es que tras caer en el último clásico prometió que tanto él como los suyos se levantarán. “Perder el clásico duele, en esto hay días alegres y tristes, pero tengo un grupo grande para responder ante la expectativa".