Campos firmó con Cartaginés por dos años y, desde su llegada, asegura que buscará cambiar la mentalidad para obtener el cetro

Por: Cristian Brenes 27 abril, 2016
JORGE ARCE
JORGE ARCE

¿Cuál es su objetivo al llegar al Cartaginés?

Ser lo más competitivo posible e ir por el campeonato en diciembre. Vamos a apuntar por concientizar a los jugadores que se queden en que tenemos un compromiso con la afición, con nosotros mismos y con la institución. Además, queremos incorporar a gente joven al equipo y que el éxito sea sostenible.

¿Qué promete?

No soy político y, por eso, no prometo. Por ahora, vamos a formar un equipo altamente competitivo. Siempre pienso en ganar y ser campeón; por eso, en diciembre quiero levantar el título porque nadie trabaja para ser segundo. Soy muy competitivo y positivo y no me conformo solo con participar.

¿Se puede aspirar a llegar al título en seis meses?

No voy a regalar este torneo que viene. No es la primera vez que me toca reestructurar e igual fuimos campeones. La idea es tratar de formar el equipo lo más compacto posible y saltar desde el primer partido con la visión de buscar el título.

¿El apostar a un proceso no pone en pausa ganar el título?

Un proceso no excluye ser campeón. No tengo una varita mágica para decir que en seis meses, un año o más ganaremos el título, pero he debutado cerca de 30 o 35 jugadores y me ha tocado ganar campeonatos. Es importante traer jóvenes y mezclarlos con gente de experiencia. Es lo que se debe hacer cuando se se reestructura.

¿Este es el reto más complicado en su carrera?

Todo es complicado y siempre hay obstáculos, pero este es un momento idóneo para asumirlo. Estoy acostumbrado a esto, tomo cada reto como un compromiso y no minimizo ni maximizo. Se lo que va a significar cuando quedemos campeones en Cartaginés y me estoy preparando para esto. No es descabellada mi idea de buscar el campeonato. Por dicha, la mayoría de retos los he podido superar.

¿Qué es lo primero que se debe cambiar para lograr esto?

La mentalidad. Hay que sacarse muchos estereotipos porque se ha minimizado al equipo e incluso aficionados brumosos han perdido esa mística. Pienso en positivo, soy ganador y quiero que toda la gente que esté conmigo tenga la misma sintonía. Parte de lo que puedo aportar es esa convicción de ganador que cree en lo que hace.

¿Qué pasa si el campeonato no llega en diciembre?

Hay que hacer un trabajo sólido en lo deportivo. Iremos por el título porque quiero ser campeón en diciembre, pero si no se logra, que quede esa sensación de que se adelantó trabajo para estar más cerca. Prepararnos para el fracaso es lo más fácil, pero también hay que prepararnos para el éxito y que sea sostenible.

Hay que ser constantes y estar ahí siempre, pero eso no se logra de la noche a la mañana porque incluso hay clubes a los que duraron 18 sin ser campeones, pero ahora es diferente.

En 12 torneos se dieron nueve cambios de técnicos en Cartaginés. ¿Cómo cambiar esto?

Todo depende de resultados. Nadie tiene el puesto seguro por más ganador que se sea. Voy a dejar de lado todo lo que rodea al club y me dedicaré al camerino y a los jugadores. Seré drástico con mis posiciones con el plantel. El que se apunte, bienvenido sea, y el que no lo hace, no está.

¿Tiene la entereza para soportar los momentos complicados que siempre vive este club?

Siempre hay obstáculos, pero depende de cómo se afrontan. Estoy acostumbrado a los retos y a las críticas. Tengo entusiasmo y ganas de trabajar. A los que me adversan los veré en la cancha.

Cesar Méndez dijo que este era el banquillo más complicado en el que estuvo. ¿Este tipo de comentarios lo hizo pensar más la decisión de aceptar Cartaginés?

Cada equipo tiene su dificulta. Me tocó dirigir un club grande y otro no tradicional y en los dos hay retos, pero depende de la mentalidad con la que se afronten. En este caso se que hay dificultades, hay una parte comprometida en lo económico, sin embargo, hay que ser solución. Tengo mucho entusiasmo y ganas de trabajar. Este es un reto que siempre he querido tener porque estar al frente de Cartaginés es muy bonito. Compré el paquete completo, estoy montado en este barco y hay que remar parejo.

¿Qué cambio le dará al club?

Cuando las cosas no salen bien hay que hacer un cambio drástico. Voy a llegar al camerino este miércoles a primera hora al conversar sobre los objetivos, ser muy real y tajante sobre lo que nos estamos jugando y dónde estamos.

¿Tendrá responsabilidades de gerente deportivo?

Voy a ser el entrenador, pero hay un valor agregado que tengo por mi formación en la gerencia deportiva. Se trabajará en la capacitación de entrenadores de divisiones menores porque es importante que el primer equipo tenga el reflejo hacia abajo

¿Le sorprende que la palabra más usada por todos en su conferencia de prensa fue el campeonato?

Desde que me plantearon la posibilidad de asumir esto lo pensé. Con el respeto de los demás siempre voy a aspirar al título y quiero trabajar por eso. Los listones siempre hay que ponerlos lo más alto posible mientras sean reales. No es descabellada mi idea de buscar el campeonato, aunque se que es muy complicado. Tengo mucho entusiasmo y ganas de trabajar. Este es un reto que siempre he querido tener porque estar al frente de Cartaginés es muy bonito. Compré el paquete completo, estoy montado en este barco y hay que remar parejo.

Jeaustin Campos se adaptó al presupuesto de Cartaginés

Luis Fernando Vargas, jerarca de Cartaginés, salió al paso ante los cuestionamientos sobre el impacto económico que representa el fichaje de Jeaustin Campos para un club en problemas financieros.

El presidente blanquiazul aseguró que Campos se adaptó al presupuesto y están lejos de pagarle salarios elevados, aunque no reveló el monto.

“Jeaustin no es caro. Llegamos a un acuerdo favorable e incluso se adaptó a nuestra idea de bajar los costos”, aseguró.

Según el directivo, Jeaustin avaló la idea de reducir el plantel de 28 a 23 jugadores e incorporar a cinco juveniles, lo que reduce la planilla en ¢9 millones mensuales.

Vargas también confirmó que ya se iniciaron los trabajos para cambiar la gramilla, los camerinos y la zona de prensa, todo con dinero de un patrocinador que llega al club.

“Hay una serie de proyectos de infraestructura, inversión en el estadio y la gramilla que se realizarán y ya empezamos, pero los presentaremos luego. Sin embargo es una realidad que tendremos cancha nueva, todo con el aporte de un patrocinador que pronto daremos a conocer”, concluyó el dirigente.

El conjunto de la Vieja Metrópoli incluso ya inició con la venta de fracciones del zacate que se removerá del Fello Meza.

Los brumosos fijaron un valor de ¢2.000 por cada metro cuadrado de césped para los aficionados que gusten adquirirlo.

Luis Fernando Vargas, jerarca de Cartaginés, salió al paso ante los cuestionamientos sobre el costo que podía representar el fichaje de Jeaustin Campos para un club que vive problemas económicos.