Entrenador morado no le ha podido ganar a Campos en tres juegos disputados

Por: Daniel Jiménez 6 marzo
El técnico Jeaustin Campos dirigió por primera vez al Cartaginés ante el Deportivo Saprissa.
El técnico Jeaustin Campos dirigió por primera vez al Cartaginés ante el Deportivo Saprissa.

El técnico de Cartaginés, Jeaustin Campos, se volvió un suplicio para el entrenador del Saprissa, Carlos Watson.

Desde que Campos llegó al cuadro brumoso, ha enfrentado a Watson en tres oportunidades; dos en el Fello Meza y una en la Cueva.

En esos compromisos firmaron dos empates sin anotaciones y una goleada 3-0 en la primera vuelta del Torneo de Verano 2017, en casa blanquiazul.

En el libreto, Watson no ha podido descifrar la pizarra que le ha planteado el jefe del banquillo azul, muestra de eso es que sus dirigidos no le han podido marcar ni un solo gol en 270 minutos.

Campos calificó de "muy difícil" su visita de este miércoles a las 8 p. m. al campo morado, pues la S viene de sufrir su eliminación en la Liga de Campeones de Concacaf con una goleada de 4-0 ante el Pachuca de México, por lo que enfila todas las baterías al certamen local.

"Viene un partido que es ante un rival muy difícil, está en su cancha y viene de una situación poco complicada que también me ha tocado vivir. Cuando de repente perdés la opción de ganar un título por un lado, vas a matar o morir en el único torneo que queda y eso lo hace más peligroso", expresó Campos, luego del triunfo por la mínima en el Estadio Carlos Ugalde, el sábado.

El timonel brumoso es claro que su grupo recobró la confianza luego de lograr dos victorias consecutivas luego de ocho partidos sin ganar. La primera fue ante Carmelita (2-1) y la segunda contra San Carlos (2-1).

"No hemos desmayado en el intento, estamos ecuánimes en el victoria y en la derrota. Hemos estado tranquilos en la parte mental. Los resultados no llegaron, pero teníamos confianza del empoderamiento que teníamos en la cancha. Hoy es el fruto de sembrar la confianza. Hemos ligados dos victorias seguidas con equipos dificilísimos porque son con clubes que han disputado el descenso", acotó.

Campos afirmó que este panorama le cambia las expectativas en poco tiempo y ahora podría soñar con una eventual clasificación a la cuadrangular, siempre y cuando sus victorias continúen.

"Cuando estábamos en la bendita o maldita racha no veíamos la tabla y hoy tampoco la vemos, vamos partido a partido, al final los números y estadísticas estarán ahí. Estamos a mitad de camino y vamos chupando rueda. Todos los equipos estamos con un margen de cero error", añadió.

Por su parte, su homólogo en el Monstruo se prepara para una ardua lucha en las nueve fechas que le restan al plantel, pues aún le deben un encuentro al calendario frente a la UCR, que será el 22 de marzo a las 3 p. m. en el Cuty Monge de Desamparados.

Watson enfatiza que precisamente perder se paga más caro en este torneo, por la poca brecha que hay en la tabla de posiciones entre los clubes que aspiran a clasificar a la siguiente ronda, pero también por los que están luchando por no descender.

"No se puede perder, porque el que pierde, paga. Estamos dispuestos a seguir sacando puntos que nos permitan accesar a la cuadrangular", contó.

El timonel es autocrítico en que aún hay mucho margen de mejora al pensar que desea revalidar su título.

"Nos queda mejorar, sea por líneas e individual, y lo más importante, el equipo. Entre más fuertes seamos, más capacidad tendremos de afrontar los nueve partidos que vienen", concluyó.

Los campeones nacionales son segundos con 24 puntos, mientras los brumosos marchan en la sétima casilla con 20 unidades.