También arremete contra La Nación por publicación sobre investigación interna

Por: Cristian Brenes 2 abril
El técnico Jeaustin Campos se mostró muy efusivo durante el juego en que Cartaginés derrotó a Pérez Zeledón, ayer en el Fello. | RAFAEL PACHECO
El técnico Jeaustin Campos se mostró muy efusivo durante el juego en que Cartaginés derrotó a Pérez Zeledón, ayer en el Fello. | RAFAEL PACHECO

Jeaustin Campos arremetió contra el fiscal del Cartaginés, Luis Fernando Sáenz, y sugirió su destitución. También la emprendió contra La Nación , por haber publicado la investigación que realiza Sáenz al cuerpo técnico ante supuestas irregularidades en un fichaje realizado entre el Torneo de Invierno 2016 y Verano 2017.

Recién obtenida la victoria frente a Pérez Zeledón, que lo mete en la pelea por clasificar, el técnico dedicó 21 minutos y 47 segundos de los 22:30 de disertación a hablar del caso publicado por este medio, en su edición impresa del sábado. En ella, se publicó la versión del fiscal, la del técnico y la del presidente brumoso Luis Fernando Vargas.

El fiscal de los centenarios reveló estar indagando, sin embargo, se negó a especificar a quiénes investiga, cuáles son las aparentes anomalías y cuál es la contratación.

Campos, en tanto, aseguró entonces al ser consultado: “El fiscal apunta mal. Nunca negociamos un peso con nadie”.

El presidente brumoso agregó que no le veía “ni pies ni cabeza” a lo dicho por el fiscal, versión refrendada por Cartaginés en una conferencia de prensa realizada el sábado, sobre la cual La Nación también publicó una nota. En ella el cuadro blanquiazul cuestionó a Sáenz por dar a conocer un proceso que está en curso y en un momento que consideran inapropiado para el club, por estar en plena recta final del torneo.

El tema fue retomado este domingo por Campos, en su aparición a los medios luego del duelo ante Pérez Zeledón. No obstante, esta vez no tuvo las preguntas y respuestas habituales. Después de sus explicaciones y cuestionamientos, el timonel se levantó y abandonó la sala.

“Me parecen gravísimos los comentarios y el procedimiento del fiscal de la junta directiva, con respecto a la nota publicada irresponsablemente por La Nación. Definitivamente no los comparto y lo último a lo que vine a este equipo es a perder la honorabilidad, la ética y la moral, aunque no es a mí al que apuntan, es a Diego Giacone, mi asistente”, señaló el entrenador pese a que Giacone nunca fue mencionado en ninguna nota de este diario.

Además, Jeaustin cuestionó que Sáenz esté como fiscal, después de que su hijo, exjugador de los centenarios, demandara al club: “Para mí debería de renunciar, primero porque yo no tendría vergüenza. No puedo imaginar al presidente hablando en junta directiva del tema de la demanda del hijo del fiscal que está ahí, me parece estúpido. Hay intereses personales”.

Sobre la indagación, Campos desestimó los elementos en los que según él se basó el jurista.

Su historia. “Simple y sencillamente les voy a explicar lo qué pasó”, expresó Jeaustin para revelar que se trató de la renovación de Hernán Fener. “Él no tiene representante, él lo que tiene es una persona que está en Argentina (...) y simple y sencillamente él llegó a hablar conmigo, me llamó por teléfono y me dijo: “mira Jeaustin, es un amigo de la infancia de Diego (Giacone; asistente técnico), no es representante (...) y sencillamente la propuesta que él le hizo venía con un membrete de estos (Jeaustin mostró una hoja de libreta con el escudo de Cartaginés), en una hoja de estas le mandó Fernando Callea (el amigo argentino) a Adrián Jiménez (directivo de Cartaginés) la oferta, entonces el muy sabio (del fiscal) dijo: ‘¡ups, aquí hay algo raro! ¿por qué él está mandando una oferta por Fener en un libro membretado del Cartaginés?’”.

Campos explicó que la oferta venía en esa hoja, porque en su reciente viaje a Argentina, él le había regalado a Callea una camiseta del club y una libreta en agradecimiento por las atenciones, incluyendo el préstamo de un carro. Señaló también que incluso renovaron al jugador por un monto menor del solicitado originalmente.

“Esa es la historia. Así como promulgan que quiten al entrenador, pues así yo también puedo insinuar que quiten al fiscal, por incompetente. Y hablando de incompetentes, ahora sí vamos con la prensa”, dijo el técnico justo antes de emprenderla contra La Nación .

Recalcó que este diario se dejó llevar por “un chisme injurioso, calumnioso y tendencioso para machar la imagen mía y de los míos”; todo esto luego de haber calificado de “incompetentes” a quienes integran la sección deportiva, llamada por él, “el folletín de deportes”.

Además, consideró públicamente que este rotativo perdió la oportunidad de explotar la verdadera noticia: la demanda del hijo del fiscal al Cartaginés.

“Lo que les gusta son los chismes de pasillo. Hablo de la incompetencia profesional”.