El estratega reveló cuáles son sus mejores recuerdos de esta centena

Por: Fanny Tayver Marín 20 abril, 2016
Javier Delgado ganó el 55,55% de los partidos que dirigió con Alajuelense en Primera División. Él estuvo al frente de la Liga entre los años 2004 y 2006. Retornó al club a partir de este Verano. | JOSÉ CORDERO
Javier Delgado ganó el 55,55% de los partidos que dirigió con Alajuelense en Primera División. Él estuvo al frente de la Liga entre los años 2004 y 2006. Retornó al club a partir de este Verano. | JOSÉ CORDERO

Alajuela. Javier Delgado no olvidará el partido de este miércoles contra la UCR en el Estadio Colleya Fonseca: será su juego número 100 como director técnico del equipo de sus amores.

“Es una cifra que es un orgullo... Es un halago llegar a 100 partidos dirigidos en Primera División, en el Campeonato Nacional con Liga Deportiva Alajuelense. A eso habría que sumarle los de Uncaf y Concacaf, pero yo me siento muy contento, muy feliz de tener esa posibilidad”, expresó Javier Delgado.

Son poco más de 8.910 minutos en los que el Sheriff ha tenido que poner a prueba su habilidad para leer partidos, hacer variantes, enderezar el rumbo del equipo cuando no carbura, celebrar goles y lamentar errores.

“Hay muchos pasajes en esos 100 partidos”, relató Delgado ante una consulta de La Nación .

Curiosamente, el triunfo que más le sabe no está incluido en esa centena de encuentros que alcanzará este miércoles.

“Ahí tendría que meter uno que no es parte de esos 100, que es la final de Concacaf, el 4-0 que ganamos acá (Morera Soto) contra el Deportivo Saprissa”, recordó Javier Delgado.

Ese encuentro fue el 12 de mayo del 2004 y los manudos cerraban la serie en casa. Siete días antes, habían empatado a un gol contra los morados.

“También hay partidos muy buenos, como el 2-2 contra Saprissa que nos dio la posibilidad de ir a disputar la final contra Pérez Zeledón. Fue un muy buen partido por parte del Saprissa y de nosotros”, apuntó Delgado.

Esa final del Clausura que recapituló el técnico rojinegro se disputó en mayo del 2005. Los manudos ganaron 1-0 en el partido de ida y en el de vuelta se produjo ese 2-2 que él mencionó.

“Han existido partidos que a uno lo llenan mucho, pero especialmente yo creo que esos dos son de los que más gratos recuerdos tengo”, acotó el timonel.

Para que el recuerdo sea mucho más memorable, Delgado planifica que la Liga puntúe de a tres en su último pulso como visitante en la ronda clasificatoria.

Sin embargo, admite que no será sencillo, principalmente porque en la acera del frente estará un hombre que es querido en Alajuelense, pero que también siempre le complica las cosas.

“Yo conozco bien a Guilherme Farinha y no nos va a facilitar absolutamente nada, así que si nosotros queremos la victoria, vamos a tener que salir con muchos argumentos en la cancha”, destacó Javier Delgado.