El arquero morado enfatizó en que el equipo debió mantener el orden hasta el cierre del compromiso

Por: Daniel Jiménez, José Pablo Alfaro Rojas 30 abril, 2016
Jaime Penedo contabilizó seis tapadas en el clásico nacional.
Jaime Penedo contabilizó seis tapadas en el clásico nacional.

Alajuela

El guardameta de Saprissa, Jaime Penedo, asegura que el atacante manudo José Guillermo Ortiz le dio tan mal a la pelota en el remate del primer gol, que lo desubicó tanto a él como a su compañero Adolfo Machado.

En la acción, Ortiz recibe un buen pase de Pablo Gabas y cruza su disparo al palo contrario del cancerbero, cuando el cronómetro marcaba el minuto 44. El balón tomó un efecto antes de superar la portería del panameño.

"En el primer gol siento que él no hizo el tiro que quería. Ortiz le pegó muy muy mal, y nos desubicó a Machado y a mí", manifestó el cancerbero.

Al canalero también se le consultó si creía que podía hacer más en esa acción, a lo que respondió que "yo siempre digo que se puede hacer más".

Penedo asegura que la principal falencia de Saprissa fue no mantener el orden hasta el último minuto del cotejo, ya que, según él, el 2 por 0 no refleja lo que sucedió en el campo.

Esta desconcentración le hizo daño a la S en el epílogo, cuando el jugador más pequeño de la Liga, Harry Rojas, se sacó de encima la marca de David Ramírez dentro del área para anotar el segundo tanto rojinegro.

También enfatizó en que la convicción del grupo es darle vuelta al marcador y alcanzar el pase a la gran final nacional.

"Si hubieramos tenido un poco más de orden el resultado habría sido diferente, pero siento que el grupo tiene muy clara su intención de remontar y sacar la serie", concluyó Penedo.