Por: Daniel Jiménez 29 septiembre, 2015

Heredia. El gerente general de Herediano, Jafet Soto, aseguró ayer no tener una sola prueba de que algún seguidor rojiamarillo haya escupido al portero de Alajuelense Patrick Pemberton, el miércoles luego del empate sin goles en Heredia.

“Es un tema que no nos consta, no tenemos una prueba real de que eso haya pasado, por lo tanto, para nosotros no ha existido ningún antecedente contra directivos o contra algún miembro de Liga Deportiva Alajuelense”, dijo Soto.

El rojiamarillo habló directo y defendió a la afición florense que visita fecha a fecha el estadio Rosabal Cordero.

Además, sentenció que un manudo fue quien propició el único capítulo de violencia en los últimos años entre ambos clubes.

“El último incidente lo generó Paul Mayorga, exentrenador de porteros de la Liga, en la final del 2013, cuando hubo un problema con unas sillas, pero fue propiciado por un integrante de ellos”, añadió el dirigente.

En contraposición a las declaraciones de Soto, en el informe arbitral, el comisionado Cristian Quirós dio fe de lo sucedido.

El portero de Alajuelense Patrick Pemberton durante el partido del pasado miércoles en el estadio Eladio Rosabal Cordero. | LUIS NAVARRO
El portero de Alajuelense Patrick Pemberton durante el partido del pasado miércoles en el estadio Eladio Rosabal Cordero. | LUIS NAVARRO

“Una vez que los jugadores de ambos equipos ingresan al túnel, aficionados lanzan improperios y los escupen, cabe mencionar que en dicho sector se encontraba la seguridad privada pero resultó insuficiente a la hora de poder evitar dicha actividad del grupo de seguidores”, cita el informe de Quirós.

Team va por la final. Por su parte, los jugadores afirman que se ha sobredimensionado lo sucedido y ellos esperan hablar en la cancha mañana a las 8 p. m.

“Se le ha dado mucho énfasis a eso y al final todo se resume en la cancha. A nosotros nos toca jugar y no enfatizar en los factores externos, lo importante va a ser siempre que entendamos que el fútbol es para disfrutarlo”, comentó Rándall Azofeifa.

El mediocampista puntualizó que va a ser un juego más que cerrado y que la ventaja a su favor en la serie (2-1) no es definitiva.

“Debemos aprovechar todos los espacios para poder encontrar esa arma que nos permita herir al rival”, concluyó.