Concacaf anunció castigo sólo para Sancho; luego añadió al guardameta

 13 enero, 2015
Pemberton estuvo involucrado en la bronca que se produjo entre jugadores de Alajuelense y Cruz Azul, luego del juego en el estadio Alejandro Morera Soto, el pasado 21 de octubre. | CARLOS BORBÓN
Pemberton estuvo involucrado en la bronca que se produjo entre jugadores de Alajuelense y Cruz Azul, luego del juego en el estadio Alejandro Morera Soto, el pasado 21 de octubre. | CARLOS BORBÓN

El presidente liguista Raúl Pinto titubeó, frunció el ceño y dejó ver su molestia por la sanción de Pemberton, como si se tratara de una broma de mal gusto.

En la planificación de Alajuelense no estaba previsto que castigaran a su portero titular con seis partidos, pero mucho menos que un error de Concacaf ocasionara un “alegrón de burro” de tal magnitud.

A eso de las 11 a. m., la confederación le envió un comunicado oficial a la Liga, donde el único jugador sancionado era Kevin Sancho, con seis juegos de suspensión.

Además, le comunicaba sobre una multa de $20 mil ( ¢10,5 millones) por los altercados suscitados en el estadio Alejandro Morera Soto, luego del duelo ante Cruz Azul.

El ente solo castigó al volante cementero Mauro Formica, pero de todas formas eran buenas noticias para Alajuelense.

Fuerte golpe. La sorpresa se produjo cinco horas más tarde, cuando los medios de comunicación recibieron un documento de parte de Concacaf en el que se incluía dentro de los sancionados al arquero rojinegro.

Pinto se enteró de la sanción por las constantes llamadas de los periodistas, quienes le consultaban por la veracidad del documento.

“Nos afecta porque es nuestro portero titular. Me enfurece cómo un comunicado oficial de la Concacaf hacia nosotros no dice la verdad, omite el castigo y luego lo cambia y lo envía a los medios”, aseguró Pinto.

Nadie en la Liga sabía de la ‘nueva’ sanción.

Ni siquiera Patrick Pemberton, quien lució sorprendido cuando La Nación le preguntó por la fuerte multa.

“No me han llamado, ni me han comunicado nada. No sé que fue lo que pasó”, explicó el meta.

En la práctica matutina, la dirigencia manuda le había comunicado a Óscar Ramírez que sólo Sancho había sido sancionado.

Pese al castigo para el volante, fue un alivio para el cuerpo técnico saber que ningún otro jugador se perdería la serie de cuartos de final ante el DC United.

Todo cambió más tarde, ante la incredulidad del preparador de arqueros, Wardy Alfaro.

“Para mí es extraoficial. En el día nos dijeron que sólo Sancho estaba sancionado”, explicó.

La Liga perdió a su arquero estelar. La dirigencia analizará si apela o no la decisión.