Cruz pitará acompañado de los asistentes Leonel Leal y Rafael Andrade. De cuarto árbitro estará Jeffrey Solís.

Por: Fiorella Masís 8 mayo, 2015
Elías Palma y Kevin Sancho reclaman el penal que pitó Hugo Cruz a favor de Cartaginés. | DIANA MÉNDEZ
Elías Palma y Kevin Sancho reclaman el penal que pitó Hugo Cruz a favor de Cartaginés. | DIANA MÉNDEZ

La designación del réferi Hugo Cruz para dirigir el primer partido semifinal entre Alajuelense y Saprissa generó reacción en el bando manudo, no solo de aficionados sino también de la institución, donde aseguraron sentirse 'decepcionados' por el nombramiento.

Incluso antes de que se diera a conocer al réferi central, en Saprissa también se pronunciaron por un arbitraje 'justo'.

Sin embargo, pese a las críticas, el exárbitro Greivin Porras considera que Cruz tiene la suficiente capacidad para llevar a buen puerto el esperado encuentro, aunque asegura que deberá cuidar sus debilidades.

Para Porras las fortalezas de Hugo Cruz se basan en cuatro puntos:

- Posee una excelente condición física

- Su trayectoria como árbitro nacional e internacional le favorecen para que el ambiente no lo absorba.

- Se ha ganado credibilidad en el medio

- Tiene autoridad y personalidad muy definidas

Mientras que las debilidades se reducen a dos:

- Debería tener muy claro que no debe seguir incurriendo en aspectos de inconsistencia en sus decisiones. En acciones similares debe tomar las misma medidas.

- Cuando quiere dialogar con el jugador, en ocasiones se le complica, porque los jugadores hacen caso omiso. Entonces la diplomacia al final no le sirve y dialogar de más sería contraproducente.