El timonel caribeño asegura que su equipo dominó el juego y mereció sacar un mejor resultado que el empate, sin embargo, considera que la cancha del estadio Morera Soto les favorece para mostrar todo su potencial y sacar la serie

 13 diciembre, 2015
Horacio Esquivel, técnico de Limón
Horacio Esquivel, técnico de Limón

Redacción

El estratega de Limón FC, Horacio Esquivel, no salió satisfecho con el empate a cero de su equipo ante Alajuelense en casa, pero sí con el accionar y la propuesta ofensiva que mostró en la cancha del estadio Juan Gobán.

Esquivel dice que el arquero manudo Patrick Pemberton influyó notablemente en el resultado, pues sus intervenciones le impidieron a Limón anotar al menos un tanto.

"No salgo contento porque quería ganar hoy pero creo que el aficionado debe salir satisfecho con lo que vio porque el equipo lo intentó por todas las vías. A pesar de que la Liga tuvo sus argumentos, mis respetos para Patrick Pemberton que detuvo acciones claras", dijo Esquivel.

El estratega defendió la calidad de su plantel para ir a la casa rojinegra a sacar la serie y aseguró que los motiva el que la Liga terminara pidiendo tiempo.

"Nosotros no estábamos jugando contra cualquier equipo sino que era Alajuelense. Ver a la Liga viendo el reloj y pidiendo que termine el partido, nos motiva para jugar el cotejo de vuelta", añadió Esquivel.

El entrenador agregó que el plantel apostó por un fútbol de pie a pie en el mediocampo y de mucha proyección por los costados, no obstante, la anotación nunca llegó.

El entrenador considera que jugar en la cancha del estadio Morera Soto les beneficia, pues es un terreno de juego mucho más grande.

"Por agradecimiento a la afición se juega en este estadio, pero en canchas con dimensiones más grandes, el equipo se ve mejor porque puede aprovechar la velocidad y los espacios", finalizó Esquivel.