Se trata de Maikell Jair McDonald, un niño de seis años y ferviente liguista, que tiene como ídolo a su hermano mayor. Él tendrá que acostumbrarse a verlo con una camiseta distinta a la rojinegra.

Por: Kenneth Hernández Cerdas, Fanny Tayver Marín 20 mayo, 2016
Jonathan McDonald y su hermano Maikell Jair, en uno de los pasillos del Alejandro Morera Soto.
Jonathan McDonald y su hermano Maikell Jair, en uno de los pasillos del Alejandro Morera Soto.

Dentro de los seguidores que acumuló Jonathan McDonald en su paso por Liga Deportiva Alajuelense, hay uno que quiere ser igual que él: su hermano menor, Maikell Jair.

El pequeño de seis años está en las ligas menores del club rojinegro, usa el mismo número que portó Jonathan (19) y prefiere jugar de delantero más que cualquier otra posición.

"Jonathan es su reflejo e inspiración", cuenta Jasper McDonald, el padre de ambos y quien, cada sábado, desde hace año y medio, lleva al niño a los entrenamientos.

"Es un ferviente liguista y no se perdía nunca los partidos de su hermano", agrega don Jasper, quien en los últimos días ha tenido que afrontar dos situaciones puntuales: apoyar a Jonathan desde que la Liga lo declaró transferible y explicarle al pequeño Maikell que ya no verá más a su hermano corriendo a diario en la gramilla del Alejandro Morera Soto.

"Se le explicó (que Jonathan no jugará más con la Liga), son cosas que a veces no se esperan, él lo tomó tranquilo en ese sentido, lógicamente si ve al hermano jugando con Saprissa o Heredia quien sabe que hace", contó entre risas.

Jasper McDonald señaló que el martes pasado hubo conocidos que pensaron que Maikell ya no sería parte de la Liga tras la abrupta salida de Jonathan, pero no será así.

"Seguro será una sensación extraña llegar el sábado al entrenamiento pero ya habíamos pasado algo similar cuando Jonathan se había ido de la Liga a Suecia. Quizás será complicado verlo con otra camiseta pero ahora los güilas son muy maduros", apuntó.

Por su parte, Jonathan admitió que para él no fue sencillo ver que su hermanito no podía creer lo sucedido.

"Mi hermano menor me ve como un ídolo liguista y no lo puede creer. Está muy triste, dice que no puede ser y él está ahí en liga menor, él está ahí por mí y son cosas que a uno le duelen. La familia sale afectada también", reveló.

Sobre la permanencia de su hermano en la entidad rojinegra, el ariete señaló: "Que dicha que él sí puede seguir; él ama a la Liga al igual que mi hija. Para ellos no ha sido nada fácil".

Etiquetado como: