Los roces y el juego cortado por faules han caracterizado los partidos entre los clubes que pelean el título nacional

Por: Kenneth Hernández Cerdas 16 mayo
El defensor de Herediano José Mena disputa el balón con el mediocampista de Saprissa Ulises Segura, el pasado miércoles en el estadio Eladio Rosabal Cordero. | JOSÉ CORDERO
El defensor de Herediano José Mena disputa el balón con el mediocampista de Saprissa Ulises Segura, el pasado miércoles en el estadio Eladio Rosabal Cordero. | JOSÉ CORDERO

Redacción

El llamado clásico del buen fútbol se cargó de faltas. Así lo reflejan los cuatro partidos anteriores entre los clubes que abrirán este miércoles la final del Verano 2017.

En promedio, por juego, el árbitro a cargo de los duelos entre Herediano y Saprissa sonó su silbato cada tres minutos para señalar un faul.

Según estadísticas recopiladas por La Nación, el choque en el que más intervino el réferi fue precisamente hace una semana, cuando la S ganó 0-1 en el Eladio Rosabal Cordero.

En el compromiso citado, el árbitro Jeffrey Solís pitó un total 40 faltas, 20 por bando, mientras que en el partido que se disputó en Tibás, el 30 de abril, el juez Keylor Herrera sancionó 24. No obstante, este último choque acabó en llamas y con el hombre de negro rodeado por jugadores heredianos.

En los dos duelos correspondientes a la fase regular la contabilidad general indica 48 faules, repartidos en 19 cometidas por los morados y 29 por los florenses.

El técnico saprissista, Carlos Watson, manifestó que espera que el fútbol se imponga sobre los roces de los futbolistas, tan habituales cuando estos clubes se ven las caras.

"(La final) Es una historia nueva, se darán choques en la cancha y alguna falta, pero no debe alarmar a nadie porque no hay mala fe", argumentó el timonel del vigente campeón.

"Los manotazos del partido anterior en Saprissa quedaron atrás, no es la primera vez que los futbolistas discuten aspectos después de un partido de fútbol y punto", añadió.

El gerente de la S, Paulo Wanchope, dijo que el ambiente previo debe ser mesurado y con las expectativas cifradas en lo que ocurra en el campo.

"Han pasado tan buenas figuras por estos dos equipos como para enriquecer la historia y darle realce a esto (juego sucio). Que los jóvenes que no saben lo que ocurrió antaño entiendan lo que es un duelo entre estos dos equipos, y que no sientan que son partidos solo para hablar cosas externas y subir los ánimos de la afición", indicó.

Según datos oficiales de la Unafut, pese a las fricciones de estos cotejos no hubo expulsados y la cantidad de tarjetas amarillas llegó a 22.

Luis Omar Hernández, defensor mexicano del Team, recalcó que en el camerino de su equipo el compromiso es salir a jugar fútbol.

"Sé que todos los compañeros haremos un gran esfuerzo para conseguir el resultado que necesitamos. Vamos a olvidar el pasado y dedicarnos a jugar lo mejor que podamos", declaró.

La tarea de dirigir el primer round de la final le corresponderá a Henry Bejarano, quien no ha pitado ningún partido entre heredianos y saprissistas en el actual certamen. El juego de este miércoles comenzará a las 8:15 p. m. La vuelta será este domingo, en el Ricardo Saprissa, a las 3 p. m.

Colaboraron los periodistas Cristian Brenes y Juan Diego Villarreal.

Faltas cometidas en juegos anteriores

Jornada 6

Herediano 8-Saprissa 13

Jornada 17

Saprissa 9-Herediano 18

Cuadrangular 2

Saprissa 11-Herediano 14

Cuadrangular 5

Herediano 20-Saprissa 20

Etiquetado como: