Presidente de la Fedefútbol enfatizó que lo ideal es una política de prohibir el ingreso de estos grupos organizados en los estadios.

Por: Daniel Jiménez 29 agosto
La Policía se hizo presente a las afueras del Fello Meza y logró detener el enfrentamiento entre la barra de Cartaginés y Herediano, que se dio este domingo en los alrededores del estadio, previo al partido.
La Policía se hizo presente a las afueras del Fello Meza y logró detener el enfrentamiento entre la barra de Cartaginés y Herediano, que se dio este domingo en los alrededores del estadio, previo al partido.

Herediano seguirá los pasos del Cartaginés al vetar las barras bravas, tanto la propia como la visitante, mientras Saprissa y Alajuelense se comprometieron a intervenir.

Aunque un comunicado de prensa del Ministerio de Seguridad aseguró "que lo equipos intervendrán las barras para erradicarlas del todo", el presidente del Cartaginés explicó lo ofrecido esta mañana por cada club en una reunión entre la Unafut, Seguridad Pública y la Fedefútbol: Herediano se comprometió a prohibir el ingreso de barras a su estadio, tanto la propia como de los rivales; aseguró, además, que esa medida ya era aplicada desde tiempo atrás por el Cartaginés; la Liga y Saprissa, en tanto, se comprometieron a "intervenir" con esas agrupaciones, sin precisar cuáles serán las medidas.

"Hablo a título como presidente de Cartaginés, pero hay un compromiso de los otros tres clubes de intervenir cada una de sus barras; algunos quieren su eliminación", comentó Vargas, que al ser consultado puntualmente sobre los clubes que se comprometieron a la eliminación de estos grupos, respondió: "El Club Sport Herediano".

"La palabra que se utilizó fue de intervención a cada una de sus barras y hay una consciencia clara de que no buscamos este tema, pues no ayuda a la organización de los eventos que nosotros representamos", citó.

La Unafut también retomó como requisito para cada partido contar con un plan de seguridad previamente aprobado. Los clubes serían los responsables de cordinar con el Ministerio de Seguridad. Sin embargo, la aplicación de esta medida, los responsables y las consecuencias ante incumplimientos deberán ser discutidos en Asamblea de la Unafut.

Por su parte, Villalobos enfatizó que él desea una política de prohibir el ingreso de estos grupos organizados en los estadios.

"Me gustaría que fuera recordada así esta reunión (como el inicio del fin de las barras), pero no depende de la Federación, me parece que los equipos han hecho esfuerzos pero falta mucho que hacer, porque está el tema de guardar instrumentos, de entradas (reservadas para las braras) y de la oficialidad", manifestó.

También fue más allá y explicó que hay que entender a los presidentes de los "clubes que tienen barras que presionan, que amenazan y dicen y hacen. Yo tengo que asumir el papel de no quiero barras y entender a los que tienen ese problema, porque es un proceso de la mano del respaldo de Fuerza Pública", concluyó.