Por: José Pablo Alfaro Rojas 16 febrero, 2015

En el vestuario florense, el triunfo de ayer ante el Monstruo es visto como un trampolín para dar el salto de calidad a los primeros puestos del torneo y sacar la tarea contra el Olimpia de Honduras por la Concacaf.

Tras cuatro juegos sin ganar, el equipo de Mauricio Wright recobró la confianza y se demostró a sí mismo que el proceso de renovación que está haciendo va por buen camino.

“Creo que este es el impulso que necesitaba Herediano. El partido ante la Liga lo perdimos en casa y eso nos dolió mucho, pero el fútbol da revanchas y se logró un triunfo importante”, comentó Edder Nelson.

Daniel Cambronero salió a rechazar un balón en las alturas, pero no pudo interceptarlo. Al final la zaga rechazó la pelota. | EYLEEN VARGAS
Daniel Cambronero salió a rechazar un balón en las alturas, pero no pudo interceptarlo. Al final la zaga rechazó la pelota. | EYLEEN VARGAS

Los rojiamarillos coinciden en que el plantel mejoró la puntería y esto al final se tradujo en los tres puntos florenses.

“El equipo venía en un bache de juegos sin ganar y anotar y era importante sacar un resultado como este”, añadió el habilidoso volante, Elías Aguilar.

Según el gerente deportivo, Jafet Soto, la producción ofensiva mejoró y la solidez en la zaga se mantuvo, de ahí la mejoría en el rendimiento del equipo, que escaló a la tercera casilla.

“Los equipos se arman de atrás para adelante. El cambio costó pero el equipo ya está logrando lo que quiere Wright”, concluyó Soto Molina.