Los integrantes del plantel rojiamarillo aseguran que deben ser más certeros en la última jugada, tener mayor serenidad y aprovechar las opciones a balón parado

Por: Juan Diego Villarreal 15 febrero, 2016
En el orden usual Jonathan Hansen, Johan Condega y Yendrick Ruiz celebran el gol ante la Liga el sábado. Al final la anotación fue insuficiente para sacar un resultado positivo.
En el orden usual Jonathan Hansen, Johan Condega y Yendrick Ruiz celebran el gol ante la Liga el sábado. Al final la anotación fue insuficiente para sacar un resultado positivo.

La falta de definición preocupa al plantel del Herediano.

A pesar de jugar con cuatro y hasta cinco delanteros y generar bastantes opciones de gol, el equipo no ha podido ser lo contundente que hubiese querido y dejó escapar puntos importantes en el Torneo de Verano.

El buen juego ante la Liga el sábado no bastó, al caer 2-1, tras errar a la hora buena y ver a Patrick Pemberton agigantándose en el arco para evitar el empate una y otra vez.

El delantero Yendrick Ruiz indicó que deben mejorar en la puntada final para ser más certeros ante la portería rival.

"Sí, conversamos esa situación en el camerino entre los compañeros (falta de definición). Debemos aprovechar las oportunidades que nos quedan porque no lo estamos haciendo. Me parece que hay que llegar más tranquilos a la hora de definir, no apresurarnos y ser más certeros en el remate final. Ante la Liga hicimos un buen partido, pero no se vio reflejado en el marcador”, comentó Yendrick.

Por su parte, el defensor Pablo Salazar opinó que es necesario mejorar en todas las líneas y sobre todo afinar las jugadas de pelota quieta en las acciones ofensivas.

"Creo que no le hemos sacado el provecho necesario a las jugadas a balón parado, pues contamos con hombres altos, tanto en defensiva como en el ataque. Las oportunidades están allí y hay que aprovecharlas", dijo Salazar.

Mientras tanto, el volante Johan Condega considera que ante Alajuelense fueron superiores en muchos tramos del partido, e igual sucedió contra Cartaginés, pero les faltó la anotación.

"Es una máxima del fútbol, aprovechar las opciones de gol. La Liga en el segundo tiempo solo tuvo la llegada de la anotación, porque nosotros tuvimos el peso del partido, encimamos el marco, abrimos por los costados, pero no cayó el segundo gol. Pecamos en la definición", sentenció Condega.