Por: Steven Oviedo, Kenneth Hernández Cerdas 1 mayo, 2016

Herediano quedó a poco de ser sonrojado ante Belén y logró un empate que deja más dudas que respuestas debido a su irregular rendimiento.

El Team, lejos de ser una aplanadora –su condición de líder así lo exigía–, anduvo a gatas en su campo y no perdió porque su arquero se empleó a fondo para salvar su puerta. Aunque la ventaja deportiva los acompaña para el juego del miércoles, hay un enorme signo de interrogación sobre lo que puede pasar a media semana.

El equipo belemita, dueño ayer del Rosabal, puso en aprietos a los florenses desde que comenzó el juego y los hizo pasar malos ratos a lo largo del partido. Los notorios y repetitivos gestos de molestia de Hernán Medford evidenciaron el bajo rendimiento de sus hombres, incapaces de sobrepasar la ordenada defensiva rival, de ganar las segundas pelotas y, sobre todo, de lanzar un remate a marco con peligro.

El primer disparo directo y único de los rojiamarillos sucedió en el minuto 39 y fue precisamente el gol de Pablo Salazar.

Lo anterior evidenció que la escuadra “local” no tuvo claridad ni la capacidad de armar juego; todo lo contrario de su oponente, que dejó la modestia en el camerino y se paró firme en el mojado césped de la “casa de don Eladio”, como lo llaman los heredianos.

Tan clara fue la propuesta de Belén, que se puso arriba en el marcador apenas en el minuto 6, en una acción de táctica fija que resquebrajó la parte baja herediana y silenció el Rosabal.

La jugada tuvo un gran mérito colectivo: José Luis Cordero cobró un tiro libre, Gerson Torres picó al vacío y, de seguido, clavó la pelota en las redes del guardameta Leonel Moreira.

El único punto negro de los belemitas consistió en descuidar la marca en el gol de Salazar, que solamente le puso la frente al esférico y lo desvió sin que el meta Anthony Vargas interviniera.

Sin hacer méritos, el conjunto florense se fue al descanso con el empate, un castigo inmerecido para los de José Giacone.

Luego del entretiempo, el guion del partido no tuvo cambios abruptos, tanto así que Leonel Moreira recibió tres fogonazos que retrataron el mayor interés de Belén por ponerse arriba. El arquero fue determinante, primero, en un tiro libre de Cordero, después, al repeler un cabezazo picado que tenía sello de gol, y por último, se revolcó para desviar un derechazo de Bryan López.

Herediano pecó de flojo en la creación y en ofensiva, tanto así que Elías Aguilar acabó en el banquillo, lo mismo que Pedroza y Rooney Mora, figuras que iniciaron de titulares y acabaron reemplazados por su nulo aporte.

En el cierre, con Yosimar Arias en el campo, los rojiamarillos apelaron más al corazón que a la razón para lograr la victoria, pero esta nunca llegó. En el minuto 90, la noche se puso más espesa ya que Azofeifa salió expulsado, una baja de peso para el duelo de vuelta en el mismo escenario, al que solo le cambiarán el cartel de visita por el de casa.

Belén: Anthony Vargas, Jorge Ramírez, José Chan, Junior Alvarado, William Quirós, Heyreel Saravia, Gerson Torres, Bryan López, Rafael Rodríguez, José Luis Cordero y Leonardo Adams. DT: José Giacone.

Herediano: Leonel Moreira, Keyner Brown, Pablo Salazar, Luis Omar Hernández, Rooney Mora, José Sánchez, Esteban Granados, Rándall Azofeifa, Elías Aguilar, Yendrick Ruiz y Antonio Pedroza. DT: Hernán Medford.

Estadio: Eladio Rosabal Cordero. 7 p. m.

Árbitro: Jeffrey Solís

Reviví acá el minuto a minuto:

Etiquetado como: