Al utilizar cinco y cuatro delanteros, el Team deja espacios en el medio campo que lo hace verse sin equilibrio

Por: Juan Diego Villarreal 5 febrero, 2016
Mauricio Castillo vence con un elegante toque al portero herediano Leonel Moreira y empuja el único gol del partido. | RAFAEL PACHECO
Mauricio Castillo vence con un elegante toque al portero herediano Leonel Moreira y empuja el único gol del partido. | RAFAEL PACHECO

El Herediano de Odir Jacques tiene un claro sello ofensivo, que inclusive de visita lo hace jugar con cuatro o cinco delanteros.

Sin embargo, ese planteamiento lo hace ver desordenado en el medio campo y deja espacios que son aprovechados por sus rivales para aislar a sus figuras de ataque.

Ante Pérez Zeledón, con Víctor Núñez, Jonathan Hansen, Antonio Pedrosa y Yendrick Ruiz igualaron 2-2 en San Isidro del General. El jueves con estos cuatro artilleros, más el argentino Wálter Silva en cancha, cayeron 1-0 ante Cartaginés.

Tanto Mauricio Solís, asistente técnico de Jacques, como el volante Randall Azofeifa, comentaron que son riesgos necesarios que deben asumir, aunque son conscientes de que es necesario un equilibrio para no correr más peligro de la cuenta.

"Es un riesgo que se toma porque estamos jugando al máximo. Metemos hasta cinco jugadores con características ofensivas, nos brincamos prácticamente el medio campo y por supuesto que en momentos nos vemos comprometidos y nuestros defensas quedan casi en un mano a mano con el rival, pero es necesario por el esquema de juego y siempre buscar el marco rival", sentenció Solís.

Por su parte, Azofeifa sentenció que no es una constante en todos los partidos, pero es claro que debe existir un balance para evitar correr más riesgos.

"Todos conocen la idea del profesor Odir y que él pone todo en la cancha para ganar y es por razón que quedan espacios en el medio campo y se notan en el partido, pero también cuando hemos asumido ese rol no

nos han anotado", sentenció Randall.

"Los que estamos en la cancha debemos estar más concentrados y asumir más responsabilidades para tener mayor equilibrio y que las líneas no se vean tan partidas. A veces toca recomponer en el transcurso del juego, pero es algo a lo que debemos adaptarnos ante los conceptos que nos pide el entrenador".

Etiquetado como: