Por: Juan Diego Villarreal 20 febrero, 2016
Yendrick Ruiz (der.) y Johan Condega (centro) no jugarán ante Limón por lesión. Hansen (izq.) y Granados están disponibles. | MELISSA FERNÁNDEZ
Yendrick Ruiz (der.) y Johan Condega (centro) no jugarán ante Limón por lesión. Hansen (izq.) y Granados están disponibles. | MELISSA FERNÁNDEZ

Herediano todavía no conoce el triunfo fuera del Rosabal Cordero; solo ha ganado un punto de nueve en disputa, posiblemente porque su poder ofensivo disminuye al jugar de visita.

Mañana a las 2 p. m. tiene una nueva prueba cuando vaya al Juan Gobán para enfrentar a Limón, con la mala noticia de que tiene cinco lesionados: Luis Omar Hernández, Yosimar Arias, Johan Condega, José Sánchez y Yendrick Ruiz, quien lleva cuatro goles en el Verano.

En los tres anteriores juegos fuera de su patio, el Team empató ante Pérez Zeledón (2-2) y mordió el polvo contra Cartaginés (1-0) y Alajuelense (2-1).

En casa le ocurre todo lo contrario. Lleva marcha perfecta al derrotar a Carmelita (3-1), Uruguay (2-0), Saprissa (2-0), UCR (2-1) y Liberia (2-0).

En su terruño tiene un promedio de seis remates directos y siete desviados por juego, con nueve goles marcados, es decir, casi dos por partido, según estadísticas de La Nación .

Sin embargo, al jugar fuera el promedio de disparos directos y desviados cae a cuatro. Además, solo anotó tres veces.

Tanto el cuerpo técnico como los jugadores tienen claro que deben mejorar.

Minor Díaz, técnico interino del Team , cree que lo importante es tener orden táctico para intentar ganar de visitante.

“Tenemos que armar un equipo competitivo para buscar nuestra primera victoria de visitante. Limón es fuerte, se para bien, viene de ganar (ante Carmelita 0-1) e intentará sacar el resultado. Nuestro objetivo será hacer las cosas bien y ser más certeros en el remate final”, dijo Díaz.

El asistente técnico Mauricio Solís indicó que hay mucha expectativa sobre la planilla florense, por los jugadores que tienen.

“Se ha creado un favoritismo alrededor del Herediano, pero los adversarios son complicados en sus canchas porque se plantan bien, hacen su fútbol y aunque nuestro plantel tiene la obligación de ir al frente, ellos tratan de amarrar los resultados y juegan con aquellos elementos a su favor”, externó Solís.

Yendrick Ruiz, quien no irá a Limón por lesión, cree que fuera deben ser tan contundentes como en el Rosabal Cordero.

“Afuera no hemos tenido nuestros mejores partidos. Me parece que contra la Liga hicimos un buen juego, pero no sacamos el resultado. Tenemos que mentalizarnos para hacer mejor las cosas”, aseveró Ruiz.