Por: Juan Diego Villarreal 21 agosto, 2016
Mauricio Núñez (izq.) disputó el balón con el brumoso Irving Calderón. En el Torneo de Invierno, Herediano ha recibido nueve goles en el estadio Eladio Rosabal Cordero. | RAFAEL PACHECO
Mauricio Núñez (izq.) disputó el balón con el brumoso Irving Calderón. En el Torneo de Invierno, Herediano ha recibido nueve goles en el estadio Eladio Rosabal Cordero. | RAFAEL PACHECO

Herediano fue el equipo con la defensa más sólida en el Torneo de Verano 2016, pero ahora cayó en la categoría de los más goleados.

Los rojiamarillos han recibido 12 tantos, misma cantidad de anotaciones que ha encajado Limón, Belén y San Carlos.

Carmelita es el único que supera al Team en el registro de goles en contra, con 13.

La realidad contrasta en mucho con los números florenses del pasado certamen, en el que la fortaleza defensiva fue vital para conseguir el título.

En la fase regular del Verano, Herediano recibió 13 anotaciones en 22 partidos, un gol menos que los que lleva en nueve jornadas del presente certamen.

Además, en la semifinal pasada permitió dos tantos de Belén y dejó el marco en cero en la final que le ganó a Alajuelense.

La solidez en la zaga fue tal, que en el campeonato anterior los rojiamarillos no encajaron tantos en 12 de los 26 encuentros que disputaron.

En este certamen, solo en un partido no ha sido vulnerado el marco florense. Fue en la jornada anterior, en el triunfo de 3 a 0 ante San Carlos, en la que el portero fue Adrián de Lemos.

Ante Cartaginés, la debilidad defensiva fue notoria y los florenses la pagaron caro con tres anotaciones en contra, todas producto de yerros en la marca.

“Pecamos en el primer tiempo, nos abrimos demasiado y nos anotaron. A uno como defensor no le gusta que le anoten, pero es trabajo en equipo y hay que mejorarlo línea por línea. Viene una semana importante para mejorar esos detalles”, aseguró el zaguero Pablo Salazar.

En campeonato nacional, Herediano sumaba 35 juegos sin encajar tres tantos. La última vez fue el 13 diciembre del 2015, cuando Saprissa le ganó 3 a 0.

En casa por el torneo local no recibía tres anotaciones desde el 10 de diciembre del 2012, cuando sucumbió 2 a 4 ante Alajuelense.

“No podemos caer en estos errores tan determinantes. Si tenemos poderío ofensivo para ir ganando, tenemos que hacerlo. Si fallamos, fallamos todos, hay cosas por corregir”, explicó el volante Rándall Azofeifa.

Además, a mitad de semana el Team recibió tres tantos ante Tigres de México por la Liga de Campeones de la Concacaf, también en el Rosabal.