Los felinos golpearon primero, pero se les vino una avalancha de goles

 13 noviembre, 2014

Pérez Zeledón. La prueba no fue nada fácil, pero el tractor rojiamarillo se sobrepuso al estado del terreno de juego, a la lluvia y al marcador para hilvanar un labrado triunfo frente a As Puma, en el Valle de El General.

En el papel, los sureños lucían inferiores, por la diferencia en planilla y su realidad en la tabla de posiciones, pero el cuadro florenses se llevó una verdadera sorpresa cuando sintió la cachetada, más allá de que al final puso las cosas en su lugar.

Lo suave de la cancha del estadio Municipal de Pérez Zeledón y la temperatura de 28° obligó a los heredianos a sacar su quinta marcha para poder hacerle frente al vendaval de los dirigidos por Mario Carrera, quienes —aunque parezca extraño— jugaron ayer en su propia casa, tal y como debe ser.

El cuadro local fue el primero en golpear, al 14’, cuando Esteban Sirias aprovechó una mala salida de Verny Scott, y de pierna derecha clavó un disparo en el ángulo, imposible para Daniel Cambronero, quien se tiró para la foto, nada más.

En ese momento, los generaleños jugaban mejor. Gozaban incluso de mayor manejo y más control a pesar de lo golpeada que estaba la grama natural.

El volante Óscar Esteban Granados festeja el cuarto tanto de Herediano, y su segundo personal, junto con Esteban Ramírez. | JOHN DURÁN
El volante Óscar Esteban Granados festeja el cuarto tanto de Herediano, y su segundo personal, junto con Esteban Ramírez. | JOHN DURÁN

Pero el despertar de el “Tigre” fue por medio del conocido remedio de la táctica fija.

Merced a dos cobros de tiros de esquina de Esteban Ramírez, el Team se repuso con tantos de Óscar Esteban Granados y Cristian Montero, al 19’ y al 45’.

Volcaron marcador. Así, sin merecerlo, los hombres del entrenador Jafet Soto se pusieron arriba en la pizarra. No obstante, fueron por más en la segunda mitad, en la que su tracción se duplicó.

Al 50’, un centro de Ramírez fue desviado por el panameño Yamir Vergara, que terminó adentro de la cabaña de Neighel Drummond, quien ya de por sí había fallado en la salida de la primera anotación en su contra.

Y, para cerrar un juego perfecto, Granados, en su mejor presentación del Invierno 2014, remató de larga distancia un pase de Yendrick Ruiz, que fue imposible para el guardameta Drummond.

El que sí vio el compromiso pasarle de largo, aunque jugó 72 minutos, fue Víctor Mambo Núñez. No pesó en ningún momento.

Finalmente, el ingreso de Brunnet Hay y Antonio Pedroza refrescó la delantera, pero no lograron aumentar. De todas maneras, ya era goleada.