Los florenses fueron contundentes en un partido que llegó a complicarse

Por: José Fernando Araya N. 23 octubre, 2014

El lateral del Herediano, Francisco Calvo (izquierda), anotó el primer gol anoche ante Pérez Zeledón. Se abrazó con Elías Aguilar. | RAFAEL PACHECO
El lateral del Herediano, Francisco Calvo (izquierda), anotó el primer gol anoche ante Pérez Zeledón. Se abrazó con Elías Aguilar. | RAFAEL PACHECO

Alajuela. Herediano no desaprovechó el escenario que había montado Alajuelense con su boleto en Concacaf y anoche salió a retomar algo que se les había complicado de más en las últimas fechas: ganar y con contundencia.

El 5-1 fue engañoso, pues Pérez Zeledón fue un hueso duro de roer, pero pagó caro sus errores en defensiva ante un cuadro florense que se acordó de ser contundente y que parece retomar la senda que espera lo lleve a la clasificación.

El camino se había empinado y puesto cuesta arriba el domingo anterior tras caer estrepitosamente ante Cartaginés.

Pero anoche la reivindicación fue el principal motor de los florenses, que pese a un primer tiempo de incomodidad, lograron destrozar sin piedad a unos Guerreros del Sur que se cayeron inexplicablemente luego del descuento.

De entrada quedó claro que a Jafet Soto no le gustó lo mostrado por su equipo el pasado domingo y por eso presentó ante Pérez Zeledón cuatro cambios en la titular.

Esas variantes, incluida la del portero Daniel Cambronero por Leonel Moreira y la de Hay por el Mambo Núñez, hicieron poco cómodo el transitar del Team en la alfombra del Morera Soto.

Recordemos que los florenses tuvieron que jugar en la casa de su rival, por una sanción a su estadio.

Además, Jafet varió su línea defensiva y presentó tres hombres en el fondo gracias al retorno de Francisco Calvo. Precisamente Calvo logró abrir el marcador al 51’ con un cabezazo lleno de astucia.

La anotación fue el respiro necesario para el plantel, que por momentos parecía desesperarse ante los generaleños.

El florense Gabriel Gómez (28) se perfila para anotar el segundo gol de la noche, ante la mirada desesperada de los generaleños. | RAFAEL PACHECO
El florense Gabriel Gómez (28) se perfila para anotar el segundo gol de la noche, ante la mirada desesperada de los generaleños. | RAFAEL PACHECO

Caída libre. Gabriel Gómez, quien había ingresado de cambio, puso el segundo en las redes, pero rápidamente los generaleños lograron descontar por medio de Alejandro Alpízar, lo que los metió al partido.

Pero paradójicamente a partir de ese gol, Pérez Zeledón mostró su peor cara y se hundió sin remedio.

Fue el momento para que el peso ofensivo del Herediano saliera a relucir y con dos anotaciones de Yendrick Ruiz logró redondear la goleada que en algún momento parecía de otro partido.

José Sánchez sentenció el escandaloso marcador con una bonita vaselina por encima del portero Luis Diego Sequeira, que tuvo una noche gris con dos fallas claves en otros tantos goles florenses.

Respira Jafet pues tras el remezón del domingo anterior su equipo mostró su mejor cara justo en el momento preciso, cuando le toque enfrentar a los rivales directos por la clasificación.