A pesar de tener la ventaja, los florenses no escatimaron en el festejo previo al juego

Por: Gabriel Vargas B. 9 diciembre, 2013

Desde un par de horas antes del inicio del juego los heredianos comenzaron a colmar el Rosabal Cordero. Aunque la serie estaba prácticamente definida, el ambiente que se vivió fue como el de una final. | CARLOS BORBÓN
Desde un par de horas antes del inicio del juego los heredianos comenzaron a colmar el Rosabal Cordero. Aunque la serie estaba prácticamente definida, el ambiente que se vivió fue como el de una final. | CARLOS BORBÓN

Heredia. A la afición herediana no le importó anoche que su equipo ya tenía pie y medio en la final del Torneo de Invierno.

Ayer los rojiamarillos colmaron el estadio Eladio Rosabal Cordero a sabiendas de que su equipo enfrentaba a su archirrival Cartaginés en lo que prometía ser una verdadera fiesta herediana.

El Team no defraudó y disfrutó del paseo de las flores (y no precisamente del centro comercial) en una típica tarde decembrina.

Los aficionados del campeón nacional montaron la fiesta en las gradas para ofrecer un ambiente como si se tratara de una final, siempre con la mofa hacia los seguidores brumosos por lo poco que demostraron ante un Herediano que arrollador.

La burla del famoso muñeco brumoso no podía faltar.

Una vez más, al igual que el domingo pasado en Cartago, un aficionado florense se disfrazó de muñeco, y acompañado por otros seis seguidores, dio la vuelta olímpica por los pasillo de las graderías de los cuatro costados del reducto.

Ante esto, la afición florense acompañó el desfile con cánticos.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

En contraparte, fueron apenas unos 50 seguidores del Cartaginés los que llegaron al Rosabal Cordero, esperanzados en un milagro.

Sin embargo, los brumosos tuvieron que abandonar el estadio 15 minutos antes, como parte del protocolo de seguridad para evitar encontronazos afuera del estadio Eladio Rosabal Cordero.