Tribunal Disciplinario abrió investigación, pues en el Team aseguran que no fue el volante zurdo quien insultó a los árbitros. Caso se resolverá el martes de la próxima semana.

Por: Juan Diego Villarreal 2 mayo
Elías Aguilar fue titular en el cotejo del pasado domingo ante San Carlos, en el Estadio Carlos Ugalde.
Elías Aguilar fue titular en el cotejo del pasado domingo ante San Carlos, en el Estadio Carlos Ugalde.

Herediano evitó que el Tribunal Disciplinario de la Unafut sancionara al volante Elías Aguilar este martes, por los hechos ocurridos el sábado luego del partido entre Saprissa y Herediano, que finalizó 2-2.

El árbitro central de dicho compromiso, Keylor Herrera, reportó que el habilidoso zurdo se acercó a ofender al cuerpo arbitral luego del cotejo, pese a que ni siquiera estaba en banca, ya que estaba sancionado.

No obstante, este martes por la mañana, las autoridades del Herediano solicitaron la apertura de un proceso de investigación por confusión de identidad, pues en el Team sostienen que no fue Elías Aguilar quien se acercó a los silbateros, según explicó Milton Castro, presidente del Disciplinario.

Por ese motivo, la resolución del caso de Elías quedó para el próximo martes, por lo que podrá jugar este miércoles ante Limón (3 p. m.) y el domingo en Guápiles contra el Santos.

Según dijo Castro, el Disciplinario dará tres días hábiles a todas las partes, incluyendo a los árbitros, para que presenten pruebas o alegatos. Este tiempo se vence el viernes.

En la siguiente sesión ordinaria, que será el próximo martes, recibirán a Elías y al silbatero en una audiencia. Ese mismo día tomarán una decisión final. Si fue otro futbolista quien insultó, ese será el sancionado.

Entre tanto, Youseff Delgado, uno de los porteros rojiamarillos, fue castigado con cuatro partidos de suspensión y ¢175.000.

"Ni siquiera estaba en la lista de jugadores suplentes, pero cuando el cuerpo arbitral estaba en la cancha, los insultó gravemente, los amenazó, usó lenguaje ofensivo y grosero", explicó Castro.

Entre tanto, el técnico Hernán Medford fue castigado con cuatro partidos de suspensión, debido a que esta es la cuarta ocasión en la temporada en que incurre en faltas contra los silbateros. La sanción lo deja fuera de la cuadrangular.

"Hernán Medford se acercó, insultó y se burló del árbitro. Por eso tiene un partido de suspensión y una multa económica, pero esta es la cuarta ocasión que se le aplica esta sanción, entonces por reincidencia le corresponden cuatro encuentros de suspensión y pagar ¢200.000", dijo el jerarca del Disciplinario.

Minor Díaz, asistente técnico, también recibió un castigo. No podrá estar en la banca este miércoles ante Limón y deberá pagar ¢75.000, porque en el reporte arbitral se indica que "se acercó a los juegos, los increpó y en tono amenazante les dijo que tomaron malas decisiones".

El mayor castigo fue para Miguel Segura, entrenador de porteros del Herediano, quien no podrá estar en la banca durante 15 partidos y debe cancelar ¢875.000 de multa.

"El informe del comisario y del árbitro señalan una serie de actuaciones y manifestaciones de don Miguel en seis eventos diferentes, es decir, se lo llevaban y sorteaba la seguridad y lo volvía a hacer. Lo hizo en el campo de juego, cuando estaba entrando a los camerinos y también en el camerino. Utilizó lenguaje inapropiado en contra de los árbitros y la Unafut. También se le sanciona al Herediano con una multa de ¢400.000 por los insultos que dicho miembro del cuerpo técnico profirió en contra de la Unafut", aseveró Castro.

Entre tanto, José Leitón acumuló cinco tarjetas amarillas, por lo que no podrá jugar ante la Tromba del Caribe.

A la vez, Herediano tendrá que pagar ¢200.000 porque siete de sus futbolistas fueron amonestados durante el cotejo ante Saprissa, y es la décima ocasión en la temporada que más de cinco jugadores del Team reciben amarilla en un solo encuentro.

Como cinco jugadores del Monstruo también fueron amonestados, el club deberá pagar ¢150.000.

El gerente deportivo del Herediano, Jafet Soto, comentó horas antes de conocer la sanción a su plantel que no están presionados y seguirán peleando el campeonato contra todo y contra todos.

"Tenemos equipo suficiente para ir a pelear el campeonato con sanciones o sin sanciones. Vamos a ir a pelear el campeonato mañana ante Limón. Mi equipo no está presionado, está tranquilo, más unido que nunca y las cosas que pasan algunas veces pueden ser positivas y precisamente le hemos sacado lo positivo a todo lo que pasó", comentó Soto.

Eso sí, el dirigente florense sentenció que de ahora en adelante deben enfocarse en lo que resta de la cuadrangular para tener el objetivo claro de forzar a una final ante el Saprissa.

"Hablé con mis jugadores y los dirigentes del club y esto no va a volver a pasar. No somos santas palomas, pero tampoco del otro lado lo son; tampoco son santos, porque los santos no juegan. Los únicos santos que juegan son los de Guápiles. En el equipo estamos muy unidos y vamos contra todos y no tenemos nada que cambiar", puntualizó Soto.

Como cinco jugadores del Monstruo también fueron amonestados, el club deberá pagar ¢150.000.

En cuanto a los pleitos entre aficionados que se dieron en la gradería donde se ubica La Ultra, el Disciplinario descartó sancionar a Saprissa.

"Este tribunal consideró que debía exonerar a Saprissa de cualquier sanción porque el dispositivo de seguridad funcionó adecuadamente y hubo dos personas detenidas que fueron sacadas del estadio por miembros de la seguridad privada. Esto mismo lo hemos hecho con otros clubes", justificó Castro.