15 abril, 2016

Heredia. Herediano ya no depende de sí mismo para quedar de primero en el Verano 2016.

Su derrota en Liberia (0-1) lo bajó al segundo lugar, con 41 puntos, mientras Saprissa, con 42, asumió el primer puesto tras derrotar a la Universidad 2-1.

Los florenses aspiran ahora a ganar los nueve puntos que le restan ante Limón, Santos y Belén y esperan que los morados sufran un traspié en sus compromisos ante Alajuelense y Limón en casa o Liberia, como visitante, para arrebatarle el primer lugar a los morados.

El asistente técnico Mauricio Solís comentó que ahora solo les queda ganar los tres partidos que le restan y cruzar los dedos para que los saprissistas pierdan puntos en los compromisos que les restan, de lo contrario al menos desean aferrarse al segundo puesto para mantener la ventaja deportiva.

Rándall Azofeifa, con sus anotaciones en el Rosabal Cordero, fue determinante para los triunfos rojiamarillos en casa. | JOSÉ CORDERO
Rándall Azofeifa, con sus anotaciones en el Rosabal Cordero, fue determinante para los triunfos rojiamarillos en casa. | JOSÉ CORDERO

“Lastimosamente perdimos en Liberia y dejamos ir el liderato. Ahora hay que esperar un tropiezo de Saprissa para volver al primer lugar, siempre y cuando ganemos los tres partidos que nos restan en el campeonato”, sentenció Solís.

“No me atrevería a decir dónde puede perder puntos Saprissa y tampoco a dar un pronóstico del clásico, pero es claro que en un duelo entre morados y manudos no se puede adelantar nada, porque así lo dice la historia y aunque la Liga llega con bajas y Saprissa es favorito, nada está escrito en este juego.

”También Saprissa debe ir a Liberia, y por las condiciones que nosotros experimentamos, a pesar de jugar de noche, hay muchas posibilidades que ellos sufran al jugar por la tarde.

”Pero de nada va a valer que ellos pierdan si nosotros no triunfamos en casa”, sentenció Solís.

La ventaja del Team en casa es que tienen 100% de efectividad, al ganar sus siete partidos, de local, así como sus dos duelos en el Coyella Fonseca, cuando jugaron como anfitriones al inicio de torneo de Verano, mientras purgaban un castigo a su cancha.

En total solo recibieron dos goles en contra en esos siete encuentros en el Rosabal. Además, han jugado todos los compromisos a estadio lleno, gracias a los precios en gradería popular de ¢1.000, que repetirán este domingo ante Limón a las 7 p. m.

Etiquetado como: