La UCR venció al campeón nacional de visita y le impidió acercarse a la Liga

Por: Daniel Jiménez 28 octubre, 2015
El florense Kenny Cunningham intenta dejarse un balón ante la marca de Mauricio Montero (izq.) e Ignacio Quesada. | JOHN DURÁN
El florense Kenny Cunningham intenta dejarse un balón ante la marca de Mauricio Montero (izq.) e Ignacio Quesada. | JOHN DURÁN

Heredia

Hay quienes dicen que el fútbol es de los vivos, y la astucia anoche en el estadio Eladio Rosabal Cordero fue toda de la Universidad de Costa Rica.

Una jugada de táctica fija y un contragolpe de los universitarios marcó el rumbo del compromiso y le impidió al Herediano ver de cerca al líder Alajuelense, tras caer 0-2 en su patio.

El técnico Guilherme Farinha había dicho que ponía un gran énfasis en las jugadas a balón parado y eso se notó ayer.

Por esta vía cayó el primer tanto del compromiso, a los 28 minutos, por medio del atacante Josué Martínez.

Mauricio Montero y Gustavo Díaz se pusieron frente al balón y cobraron en corto para Martínez, quien estaba a la par de la barrera. Él corrió y venció de derecha a Moreira en el mano a mano.

Al 35’ el destino volvió a poner frente a frente al delantero con el meta, pero en esta ocasión Moreira se lució para dejarse el balón tras un derechazo.

El Team despertó por medio de su atacante Jean Scott, quien incomodó la salida visitante.

Incluso, al 44’ tuvo el grito de gol en la boca con un cabezazo que se estrelló en el horizontal defendido por Aarón Cruz.

Los universitarios llevaron mayor peligro en la primera parte, prueba de ello fueron los cinco remates directos que detuvo Leonel Moreira.

Estocada. La daga en el pecho del campeón nacional la clavó Aarón Navarro, quien había ingresado de cambio, luego de un contraataque perfecto.

José Mena robó el esférico en la zaga, se la pasó a Jonathan Sibaja y este sirvió para Navarro, quien de pierna derecha fusiló a Moreira para “matar el partido”, a los 79 minutos.

Para ese entonces, los rojiamarillos no habían podido descifrar el cerrojo que impuso Farinha, a pesar de los múltiples intentos por parte de Elías Aguilar, Kenny Cunningham y Scott.

El estratega Odir Jacques, fiel a su estilo, movió el banquillo con variantes ofensivas. Ingresaron Yosimar Arias, Keven Alemán y Bryan Vega, pero ninguno fue el revulsivo que le urgía al equipo.

Al cierre, la desesperación por descontar impidió hilvanar alguna jugada de verdadero peligro en el arco de Cruz.

Etiquetado como: