Por: Randall Corella V. 17 julio, 2014

Ciudad Quesada. Herediano, mejor constituido y con más roce impuso anoche su mejor nivel de juego para vencer al local San Carlos, en el debut de ambos equipos en el Torneo de Copa de fútbol nacional.

El volante Yosimar Arias tuvo una actuación discreta. | JOSÉ CORDERO
El volante Yosimar Arias tuvo una actuación discreta. | JOSÉ CORDERO

El ajustado triunfo florense (0-1) no refleja la realidad de lo sucedido en la cancha sintética del estadio Carlos Ugalde Álvarez.

El equipo rojiamairllo tuvo varias oportunidades claras del gol, como para salir con una ventaja mucho más amplia.

En unas ocasiones, el meta norteño Bryan Zamora lo evitó con desvíos salvadores; en otras, a los florenses les faltó puntería.

A lo largo del partido, fueron evidentes las lógicas diferencias entre un equipo de Primera División (Herediano) y uno de la Liga de Ascenso (San Carlos). Los visitantes le imprimieron al partido el ritmo que más les convenía, tomando en cuenta que aún no termina su preparación para el nuevo torneo.

Apretaron el acelerador cuando las circunstancias eran propicias, pero igual lo bajaron cuando el rival intentó atacarlos.

El choque en cancha norteña gustó a la regular concurrencia, mayoritariamente florense aunque no alcanzó un alto nivel.

Gustó porque los protagonistas al menos intentaron hacerlo con mucha dinámica, tratando de jugar de primera intención y haciendo cambios de juego a los compañeros mejor ubicados.

Los primeros minutos los manejó el cuadro de casa, al punto de que al 11’, la zaga herediana incurrió en penal, cuando José Garro le metió la mano a un tiro de Pablo Solano.

Para su mala fortuna, el defensa local Álvaro Aguilar erró su disparo desde los 11 pasos y el balón salió ajustado al palo izquierdo del guardameta visitante Leonel Moreira.

Herediano dejó a impresión de que tiene un plantel, bien conformado para el Torneo de Invierno, su principal carta ofensiva sigue siendo Víctor Núñez, que anoche estuvo laborioso.

El Mambo volvió a ser carta de triunfo para los florenses, haciendo gala de su sangre fría dentro del área. Al 74’, el goleador histórico del fútbol nacional, recibió un servicio de Andrey Francis y definió con un buen toque al palo derecho del arquero Zamora.