Por: Juan José Herrera Ch. 25 septiembre, 2014

El Invierno empieza a devolverle a Heiner Mora el protagonismo que el fútbol hace rato le niega, el mismo que le costó afirmar en el Verano y el que no pudo tratar de demostrar en Brasil 2014.

Su gol de anoche, valedero por el enorme respiro de un Saprissa urgido, adornó la que de seguro no ha sido su mejor actuación, pero sí una oportunidad más de sumar minutos en busca de esa aún pendiente consolidación.

“Estoy contento por lo que me está pasando, ya todo el tema de la lesión, Noruega y todo lo que me pasó lo dejé atrás. Quiero enfocarme en lo que viene”, aseguró.

Partícipe de un nuevo experimento de Rónald González atrás, Mora ofició como stopper por derecha, lo más cerca que ha estado de cubrir la que es su posición original y la prueba viva de esa confianza que le tiene el técnico para lo que sea, porque igual juega a perfil cambiado que de extremo o contención, un recurso incalculable en un equipo en plena reconstrucción.

A eso se aferra el jugador para ilusionarse con la promesa de minutos, a eso y a juegos como el de anoche, en el que su nombre también se reflejó en el pizarrón.

“Es cierto que me ha costado, pero siento que estoy recuperando mi buen momento y gracias a Dios tengo la confianza del técnico y de todo del equipo”, añadió.

La vencida. Aunque las penurias de aquel paso por Noruega hace rato quedaron atrás, a Heiner Mora volver a poner su nombre en la lista de prioridades de Saprissa le costó.

Fue Belén el que ideó la forma de arrebatárselo al Honefoss hace un año, la S lo repatrió seis meses después pero se lesionó apenas en su debut en el nuevo proceso morado.

Luego empezó a sumar minutos y cuando la estabilidad en su juego y Tibás lo subieron al avión hacia Brasil 2014, todo parecía haber quedado atrás, hasta que una fractura en un entrenamiento lo convirtió en un espectador más de ese sueño tico que fue el Mundial.

“Obviamente yo estoy aquí para cumplirle al equipo y al técnico en lo que pueda y lo que se pueda. Lo importante es jugar y ayudar y mientras cubra y me pongan voy a dar lo mejor”, dijo Mora.

El lateral, finalmente, declinó escoger una posición favorita en el terreno de juego, consciente de que, ahora, la consigna es jugar.

Etiquetado como: