El volante de 1,65m. se escabulló entre los zagueros morados para anotar el 2 por 0

Por: Fanny Tayver Marín 30 abril, 2016

En Saprissa nadie lo vio venir. Harry Rojas, el futbolista más pequeño de Alajuelense, apareció sorpresivamente dentro del área en un cobro de tiro de esquina para anotar el 2 por 0.

Esta vez, el 1,65 m. de estatura jugó a su favor, pues ninguno de los zagueros morados le prestó atención cuando el veloz volante corrió desde el costado derecho hasta el centro del área para perforar las redes, al 87’.

“Claro que tenía marca pero por ser tan pequeño no me vieron. Vi que me quedó la bola y pudo entrar para anotar”, dijo eufórico el juvenil, quien en este cierre de campaña ha tomado un rol protagónico en la Liga.

Con un doblete ante Cartaginés, un accionar destacado en el pasado clásico en la Cueva y también frente a Pérez Zeledón, el joven se ha hecho notar.

En esta ocasión, la picardía del jugador se sumó a la desconcentración del artillero morado David Ramírez, quien vio como el manudo le pasó al frente para anotar el segundo gol del juego.

“Harold Cummings me dijo que me metiera en el área porque habían muchos jugadores de ellos cuidando las alturas y yo podía sorprender”, agregó Rojas.

Tras la anotación, el futbolista corrió al banquillo de su equipo para celebrar con los miembros del cuerpo técnico y los suplentes; abrazó a Javier Delgado y a su asistente, Cristian Oviedo.

El timonel manudo se mostró muy satisfecho con el rendimiento del joven, pero aseguró que debe mantener los pies sobre la tierra para llegar aún más lejos.

“Creo que él ya no es sorpresa, es un arma más”, dijo Delgado.

No se fían. La Liga salió con un botín valioso de su campo. Por lapsos dominó la pelota hasta que encontró el tanto de José Guillermo Ortiz, y luego se dedicó a buscar las transiciones rápidas.

En el vestuario rojinegro salieron satisfechos con el resultado, pues consideran que esta ventaja les permite plantear con más tranquilidad el juego de vuelta.

Sin embargo, los rojinegros consideran que este triunfo no les garantiza absolutamente nada.

“Es importante esta victoria pero no se ha ganado nada. La serie está abierta y hay que ir con todo al Saprissa”, agregó Guillermo Ortiz, anotador de la primera anotación de los rojinegros.

Etiquetado como: