Por: Johan Umaña V. 26 abril, 2013

Alajuela. Juan Gabriel Guzmán sufrió un tirón ayer, durante el entrenamiento del Alajuelense, y será revisado hoy para conocer si puede jugar el domingo.

De confirmarse la lesión, sería un duro golpe para la Liga pues el polifacético futbolista fue la única solución estable que el equipo encontró para llenar el hueco defensivo por la banda derecha.

En este torneo el dueño del puesto, José Salvatierra, se lesionó y dejó endeble ese sector.

En marzo anterior, Salvatierra , quien también es lateral de la Selección Nacional, sufrió una fractura del dedo pequeño del pie izquierdo. Eso pasó en la victoria, por 2-0, ante el Cartaginés.

En la misma semana fue operado y el médico manudo, Alfredo Gómez, anunció que la recuperación del futbolista tardaría un mínimo de tres meses.

El problema se agudizó pues su reemplazo natural, el versátil Kevin Sancho, no juega desde agosto del 2012 y aún no está listo para volver a las canchas.

Así que el entrenador alajuelense, Manuel Gregorio Keosseián, primero improvisó al volante Jorge Gatjens en la banda derecha del equipo.

Gatjens jugó cinco partidos consecutivos en la posición y no lo hizo del todo mal.

Sin embargo, no tuvo su mejor rendimiento en la goleada 4-1 en casa de Pérez Zeledón y Keosseián decidió moverlo de posición.

Desde entonces, Guzmán tomó la banda y fue muy solvente en el clásico, ante Saprissa, y los dos partidos posteriores (triunfos sobre el Santos de Guápiles y el Uruguay de Coronado).

Tanto así que el estratega charrúa decidió prescindir de sus servicios en el mediocampo, sitio donde también jugaba bien.