"Yo ya hablé que conmigo es disciplina, seriedad y trabajo y probablemente algunos no entendieron", aseguró el entrenador de la Liga

Por: Fanny Tayver Marín 4 noviembre, 2016
Harold Cummings no jugaba desde el clásico pasado, que se disputó el 14 de agosto. Cuatro días después, el defensor se fracturó la mandíbula, pero su recuperación fue antes de lo previsto y ya está de vuelta.
Harold Cummings no jugaba desde el clásico pasado, que se disputó el 14 de agosto. Cuatro días después, el defensor se fracturó la mandíbula, pero su recuperación fue antes de lo previsto y ya está de vuelta.

Aunque Alajuelense venció 1-3 a Carmelita y ascendió al tercer puesto de la tabla, Guilherme Farinha no se anduvo con rodeos y fue muy crítico con la labor del defensor panameño Harold Cummings.

Cuando al técnico rojinegro se le preguntó que si no le había gustado el trabajo del canalero, de forma tajante respondió: "Para nada, ni el de él ni el de otros. Hay que ver mucha seriedad, yo ya hablé que conmigo es disciplina, seriedad y trabajo y probablemente algunos no entendieron".

Farinha sentía que el desempeño de Cummings no era el mejor y el límite de su paciencia se acabó en el minuto 70, cuando el zaguero derribó a Andrey Ugalde en el área y Henry Bejarano pitó la pena máxima.

"El penal es penal, Cummings está desconcentrado y pasó la mayor parte del tiempo desconcentrado, podía haberlo sacado y quitarlo más temprano", mencionó Farinha.

Alejandro Alpízar ejecutó la falta, logró el descuento para los verdolagas y el entrenador de la Liga de una vez ordenó el cambio: Kenneth Cerdas relevó al canalero.

"Cummings es culpable del penal, estaba desconcentrado, es por desconcentración, no porque no sepa, es desconcentración y yo sé por qué", afirmó Farinha.

Al salir del camerino, el zaguero se mostró sorprendido ante las duras palabras de su entrenador.

"No sé porque no hemos hablado, seguramente este viernes analizaremos el partido y él me va a decir lo que vio, lo que sucedió y hay que esperar a ver el análisis", expresó Cummings.

Para él, Bejarano fue muy drástico en sancionar el penal, aunque la falta es muy clara.

"Yo creo que estaba jugando bien, la jugada del penal marca un punto importante, varias veces me ha sucedido porque aquí los árbitros no entienden que mi cuerpo es mi fuerte y ni siquiera fue que usé una fuerza bruta, solo fui a cubrir la pelota y el hombre se tira, pero el árbitro la pitó y fue el 2-1", dijo el panameño.

Contó que lo que hizo fue abrir el brazo para cubrir la pelota.

"El árbitro decidió tomar la acción del penal, pero ya está, lo pitó y ganamos. Hay que esperar el análisis del cuerpo técnico, a ver qué fue lo que hice mal, lo que hice bien y estoy contento porque se ganó, se consiguieron los tres puntos y pasamos al tercer lugar".

Según Cummings, los minutos que ha jugado tras superar la fractura de mandíbula lo tienen satisfecho.

"Él (Farinha) es el técnico, él es el que decide, es el que manda y en el análisis él dirá, yo me sentía bien, cómodo, que tenía para jugar los 90 minutos, pero las decisiones las toma el técnico".

Y agregó: "Yo estoy a la disposición del técnico, donde él me quiera utilizar no tengo ningún inconveniente de jugar, como dije contra Belén, me siento más cómodo de central, pero no tengo ningún problema jugando de lateral".