Según el entrenador de la Liga, sus jugadores tienen la inteligencia suficiente para no dejarse influenciar

Por: Fanny Tayver Marín 18 noviembre, 2016
Guilherme Farinha, técnico de Alajuelense.
Guilherme Farinha, técnico de Alajuelense.

Antes de que terminara su rueda de prensa previa al clásico del domingo, Guilherme Farinha dijo tener un mensaje, sin especificar a quién va dirigido.

El portugués denunció que hay personas que quieren desestabilizar a su grupo de trabajo.

"Tengo algo para hablar, hay personas que saben perfectamente, de gran responsabilidad y del fútbol nacional, que saben que la Liga está para campeonizar y están intentando desmotivar y ver problemas donde no los hay", lanzó el técnico de la Liga.

Y añadió: "Personas que quieren desestabilizar, porque están con miedo de Liga Deportiva Alajuelense en este torneo y yo estoy intocable de mi filosofía, de mi carácter, de mi personalidad y de mis jugadores, pues tienen la inteligencia suficiente para no dejarse influenciar por fuerzas negativas externas a la Liga".

Farinha no quiso dar más detalles sobre esta acusación, solamente se limitó a decir: "Lamento mucho que personas de gran responsabilidad en el fútbol intenten desestabilizar el trabajo de colegas de profesión".

El manejador de los rojinegros aseguró que más que obligación, para Alajuelense es un deber buscar la victoria el domingo, a partir de las 4 p. m. en el Morera Soto, y que está optimista porque confía en sus hombres, pero también espera a un Saprissa que llegue con todo su poderío.

-- Al ser la cuadrangular un torneo aparte, ¿cómo se ha trabajado lo mental, porque lo físico ya estaba?

Yo creo en la motivación, yo tengo una metodología para aplicarle al grupo en general, yo tengo una metodología probablemente diferente a la de los demás, que no voy a hablar de cuál es mi metodología de darle motivación a mis jugadores, pero hicimos un trabajo muy cuidadoso en ese sentido y pienso que lo logramos, porque nuestros futbolistas están con una mente fuerte.

"Se ha subido mucho en el aspecto físico, técnico, táctico y la mente ayuda, porque si no está preparada, eso no sube tanto y están con otro tipo de mentalidad, más competitiva, y están con sentido profesional, no era que no lo tenían, pero están en este momento con el sentido profesional más depurado, más acorde con las necesidades de hoy en día de un jugador de fútbol".

"Cuando quieres darle motivación a un jugador o a un equipo y si ellos no están receptivos, a escucharte y a tener confianza en tu persona, a creer en tí o no están interesados en recibir ese mensaje, probablemente no va a entrar tanto en su mente".

"Los jugadores aceptaron y fue gracias a ellos porque así lo quisieron, no a mí, cambiar el chip para tornarse más competitivos y prepararse bien para la cuadrangular".

-- Usted decía que para este periodo el equipo iba a llegar a donde quería tenerlo. ¿Falta algo aún?

En el fútbol, el mejor entrenamiento es el juego y en este caso son juegos extremamente importantes porque representan una posible llegada a una final para ser campeón nacional.

"Más del 90% de nuestra planilla está en crecimiento de rendimiento físico y con mejoría significativa en lo técnico y táctico".

"Estoy muy contento con mis jugadores porque ellos supieron captar el mensaje de responsabilidad que debían tener para lograr los objetivos que tenemos y darles a ellos, a nuestros aficionados y a las personas que están con nosotros en todo momento, la alegría de poder campeonizar".

-- La Liga ya tiene una base sólida. ¿Qué encontró en estos jugadores: Patrick Pemberton, Michael Umaña y Jonathan McDonald?

La mayor parte de nuestros jugadores entrenan y trabajan muy bien, pero hay características específicas y propias de lo que son cada uno. No es que no tenga confianza en otros futbolistas, pero la base va con el perfil deseado por mí y por mi cuerpo técnico. Probablemente con ellos se va a afrontar la mayor parte del tiempo de juego.

-- ¿Cuánto puede cambiar esta Liga con respecto a la del último clásico en Tibás y qué piensa de que los jugadores dicen que sería imperdonable perder un tercer partido consecutivo contra Saprissa?

A mí no me gusta la palabra obligación, me gusta más la palabra deber. Si los jugadores hablan de esa forma, significa que están con la conciencia de que deben ganar el partido y todos nosotros sabemos que hay que ganar el partido.

"Todos tenemos una idea única y clara de que queremos hacer las cosas bien para ganar ese clásico".

"Yo no quiero ser necio, no me hablen más del último clásico, usted sabe lo que pasó ahí, no es que Saprissa fue inferior, pero nosotros tampoco, estuvimos igual por igual a nivel futbolístico, de juego y de calidad".

"Pasaron cosas extrañas, que no nos dejaron tener un resultado mejor, de acuerdo a la realidad que pasaba en la gramilla".

"Ahora, el domingo a las 4 p. m. recibimos a Saprissa, nosotros sabemos que nuestros aficionados no van a abandonar y que nos van a apoyar de principio a fin, por lo que tenemos que dar una respuesta positiva y ganadora a nuestros aficionados".

"Yo tengo absoluta y total confianza en mis jugadores, podré en momentos regañarlos, podré inclusive en momentos criticarlos, pero yo sé, porque lo siento y mis jugadores también lo saben, que la confianza que yo tengo en ellos es del 100%, es total".

"Por eso yo me siento hoy por hoy un entrenador tranquilo, confiado, porque confío en mis jugadores".

-- ¿Es bueno enfrentar al Saprissa en esta cuadrangular para lavarse la cara y tratar de enfrentarlo luego en una eventual final? ¿Qué espera de Saprissa?

Nosotros nos lavamos la cara y nos bañamos tres o cuatro veces al día, por lo tanto siempre tenemos la cara lavada, aquí no hay caras sucias, tenemos nuestra conciencia tranquila.

"Espero un Saprissa que vendrá con toda su calidad y toda su fortaleza y que viene con todo su poderío para lograr un resultado positivo acá en el Morera Soto, pero nosotros, en Liga Deportiva Alajuelense, jugadores y entrenadores no tenemos más tiempo para esperar y sabemos lo que tenemos que hacer el domingo cuando empiece el partido, porque tenemos nuestros objetivos muy claros".

-- ¿Qué puede decir de Ricardo Montero, el árbitro central nombrado para este clásico?

No quiero hablar sobre el arbitraje, ya hablé hace poco tiempo que le doy un voto de confianza a los árbitros y me parece que en esta última fecha, con partidos muy complicados, aparecieron árbitros de calidad, con buenos arbitrajes.

-- ¿Se puede esperar una Liga muy ofensiva y qué tan importante es que Jonathan McDonald esté encendido?

Jonathan McDonald es un hombre de gol, está encendido, está en un momento de forma excepcional, en lo mental está muy fuerte y mejoró en todos los aspectos.

"Cuando Farinha llegó a la Liga, Jonathan McDonald era décimo tercero en el ranquin de los goleadores del campeonato y en este momento está a dos goles del primero".

-- Hace unas semanas usted anunció el fichaje de José Luis Cordero para 2017, ¿ahora podría hacerlo con José Adrián Marrero?

No me hable de Cordero porque me regañaron todito, no quiero que me regañen más. No me hable de Cordero.

-- ¿Y Marrero?

No, para nada.

-- ¿Pero hubo un acercamiento de usted con el jugador, porque lo conoce desde antes?

No, espera. Yo, Guilherme Farinha y José Marrero somos amigos porque cuando fue mi jugador en Carmelita me enseñó a mí que es un gran jugador, aportó mucho y es un excelente hombre y una excelente persona y creamos entre jugador – entrenador una amistad, es normal. Ahora, él jugador de la Liga, no.