Para los integrantes del Municipal Grecia el buen fútbol que practican y el remontar rápidamente en el partido fue fundamentla para ganar la serie, mientras los de la península son autocríticos al sentenciar que la confianza les pasó la factura

Por: Juan Diego Villarreal 14 mayo
El defensor del Municipal Grecia Diego Aguilar despeja el balón ante la marca del jicaraleño Asdrubal Gibbons en el partido que ambos conjuntos igualaron 2-2.
El defensor del Municipal Grecia Diego Aguilar despeja el balón ante la marca del jicaraleño Asdrubal Gibbons en el partido que ambos conjuntos igualaron 2-2.

Mientras para los integrantes del Municipal Grecia el buen fútbol y el toque de balón fueron determinantes para ganar la final del Torneo de Clausura a Jicaral Sercoba al empatar a domicilio 2-2.

Para los jicaraleños el sentirse que ya habían ganado la final tras ponerse arriba rápidamente en el marcador, pudo haberles pasado la factura en el compromiso.

Los griegos ganaron en casa 3-2 y a los 11 minutos Carlos Barahona igualó la serie para los punterenenses, sin embargo al final en 120 segundos los visitantes le dieron vuelta al marcador.

Para el volante Daniel Vallejos la mezcla de jugadores jóvenes con los de experiencia fue fundamental para sacar la serie y ahora esperan mantener esa hegemonía en la final nacional.

"No hay secretos. Ellos nos conocen la forma de jugar y nosotros las de ellos. Sin duda será una final muy pareja, muy bonita y muy dura. Aunque muy temprano nos empataron en el global logramos mantener la calma, tuvimos la posibilidad de tocar el balón y así logramos marcar nuestros goles y definir el partido. Hemos logrado compaginar una mezcla muy buena", comentó Vallejos.

Por su parte el delantero Allan Alemán, autor de la primera anotación de los griegos, indicó que deben trabajar está semana para corregir los errores que cometieron ante los de la península.

"Debemos ver videos y estudiar por dónde nos hicieron daño. Vamos a enfrentar a un gran rival como ya lo demostraron y para ganarles y ascender es necesario hacer dos buenos partidos. De momentos hay que recuperarnos, y ojalá tengamos la bendición de sacar adelante estos compromisos y poder subir ala primera", comentó Alemán.

Potr su parte, los integrantes del cuadro jicaraleño analizaron lo sucedido y fueron autocríticos al coincidir que quizás confiaron demasiado que podían sacar la serie en casa y además no tuvieron la posesión del balón de otros compromisos.

El defensor Asdrubal Gibbons indicó que ahora no tienen margen de error y está en juego el trabajo de los últimos 10 meses con el entrenador Rónald Mora.

"Me parece que el equipo estaba muy confiado que podía sacar la serie de local, pero lastimosamente no jugamos solos, Grecia es un buen equipo, así lo demostraron. También nos pasó la factura que nuevamente nuestro medio campo no tuvo el control de la pelota. Ahora no hay tiempo para parpadear y debeos sacar la serie en los próximos 180 minutos", señaló Gibbons.

Por su parte, el volante Geivin Ureña afirmó que la primera anotación les lleno de confianza y al igualar la serie global sintieron que estaban muy cerca de su objetivo.

"Al anotar rápido creímos que íbamos a marcar la diferencia rápido. Pero dos desatenciones en defensa nos pasaron la factura. Ellos con los dos goles se sintieron muy cómodos, hicieron su juego y nosotros no tuvimos el control del balón y tampoco fuimos fuertes en el juego aéreo que es una de nuestras características", puntualizó Ureña.