La decisión griega de alquilar la mitad de la Joya de La Sabana para su debut en Primera parece arriesgada. Esperan que el liguismo se muestre en las gradas y que la imagen del Paté rrastre seguidores morados.

Por: José Pablo Alfaro Rojas 20 julio
Wálter Centeno se estrenará como técnico en la Primera División. Pate asegura que Grecia tiene un estilo de juego muy definido.
Wálter Centeno se estrenará como técnico en la Primera División. Pate asegura que Grecia tiene un estilo de juego muy definido.

Redacción

La apuesta de Grecia parece arriesgada: alquilar la mitad del Nacional (15.000 asientos) para su debut ante la Liga, cuando solo llenaron el Allen Riggioni en la final ante Jicaral, en el cual –abarrotado– entraron 3000 personas.

La administración del club, Fuerza Griega, basa su decisión en un análisis llamativo. Primero, el liguismo está ansioso de conocer si su equipo realmente tiene los bríos para aspirar a la corona, tras la dudosa etapa de Benito Floro, en la que ningún refuerzo parece llamado a ser figura.

Grecia, reforzado con hombres de experiencia como Yosimar Arias, Michael Barrantes y Johnny Woodly, puede ser un buen parámetro para hacer una valoración de qué tan lejos puede llegar el equipo erizo en esta campaña. También es cierto que Alajuelense no afrontó la cuadrangular final, por lo que la afición espera con ansias el arranque de torneo.

El otro punto gira alrededor de la figura de Wálter Centeno y el atractivo mediático que significa su debut en Primera División y, frente al otrora archirrival, pues a Paté todavía se le identifica como un morado más.

"Aunque Wálter (Centeno) es nuevo en la Primera División, ya sabe lo que es vivir con presión. Ahora genera este morbo de enfrentar a la Liga, pero él ya sabe lidiar con estas cosas", dijo el gerente deportivo, Fernando Paniagua.

En el club de Occidente reconocen que algún sector de la afición tibaseña podría visitar el Nacional.

Tercero, el hambre del pueblo griego, escaso de éxitos futbolísticos desde su fundación y que ahora vive con esperanza su primera experiencia en la división de honor. El club llegó a un acuerdo con una empresa de buses para que el día del juego el transporte lleve a los aficionados hasta el Nacional y los regrese a casa.

No deja de ser una apuesta pero no les queda de otra. La Unafut inspeccionó el estadio Allen Riggioni y consideró que aún no cumple con los requerimientos para jugar en Primera División.

"Cuando asumimos este reto no teníamos un colón, sabíamos a lo que íbamos y arriesgamos, pero tiene toda la razón, es un riesgo", recalcó el gerente general de las 'panteras', Cristian González.

Wálter Centeno mostró su alegría tras el ascenso del Municipal Grecia a la máxima categoría.
Wálter Centeno mostró su alegría tras el ascenso del Municipal Grecia a la máxima categoría.

A la fecha, faltan algunos accesos a los camerinos y la construcción de la sala de prensa. Aunque la Municipalidad del pueblo se comprometió a tener todo listo para antes del 9 de agosto, día en que Grecia enfrentará a Pérez Zeledón, aún no se empiezan las mejoras.

El club prefería debutar en el Allen Riggioni, dado que los costos son menores y aún no se tiene claro cómo puede responder la afición eriza. Esperan que lo haga con bríos, pese a que, en la práctica, les tocará jugar como visitantes, con un escenario repleto de seguidores rojinegros.

Pondrán a la venta los boletos a partir de este sábado a 5.000 y 6.000 colones, un precio que consideran accesible para que la feligresía se haga presente.

Ya en lo deportivo, el panorama no puede ser más motivante para el nuevo inquino de la primera categoría, pues se mezclan varios ingredientes.

El deseo de 'Pate' es debutar con un triunfo ante la Liga. Ya de por sí, el entrenador ha dicho que su equipo no llegará a participar a la Primera División, sino que impondrá un estilo en el que predomina el control de la pelota.

Wálter Centeno recibe el apoyo de su asistente, Douglas Sequeira, durante la final de la Liga de Ascenso.
Wálter Centeno recibe el apoyo de su asistente, Douglas Sequeira, durante la final de la Liga de Ascenso.

Además, varios jugadores que un sector de la afición considera en 'sus últimos días', como Woodly, Arias, y Elías Palma ansían demostrar su capacidad.

Por último, y en donde ha sido más insistente el club: mantener la esencia de jugar buen fútbol, más allá de los tropiezos.

"Uno se puede plantear metas y eso lo dirá el tiempo. Lo que te puedo decir es que el cuerpo técnico es nuevo en Primera y quiere hacer las cosas bien. Le pedimos a los muchachos compromiso y profesionalismo y a raiz de eso llegarán los resultados", apuntó el gerente deportivo, Fernando Paniagua.