Por: Ferlin Fuentes 26 febrero, 2016
El manudo Jonathan Mcdonald celebró su primer gol ante Cartaginés sacudiéndose para dejar de lado su racha sin anotar. | LUIS NAVARRO
El manudo Jonathan Mcdonald celebró su primer gol ante Cartaginés sacudiéndose para dejar de lado su racha sin anotar. | LUIS NAVARRO

Jonathan McDonald se quitó un peso de encima con la anotación que le marcó el miércoles a la Universidad de Costa Rica.

Eso se reflejó en su celebración, pese a ser relajada.

El ariete manudo dejó atrás 378 minutos sin gol (en seis partidos que ha jugado en el Verano). En esos duelos, reiteradamente fue evidente su desazón a la hora de pegar un balón al poste o errar un disparo en alguna acción clara.

Para el camerino liguista, el hecho de que el ariete referente tome la senda del gol es generador de confianza.

El defensor Harold Cummings relató que el atacante trabaja duro cada semana por encontrar el gol, y quien lucha obtiene la recompensa. “Él busca el gol en cada entrenamiento, trabaja fuerte para eso. En los partidos que vienen, el arco se abrirá porque ya cayó el primero”, dijo Cummings.

Por su parte, el volante Osvaldo Rodríguez también considera importante que Jonathan esté en sintonía con el gol.

“Es un líder y el hecho de anotar es clave porque el marco se le abre. Acá el más beneficiado es el equipo”, dijo Rodríguez.

Precisamente, Rodríguez marcó ante la UCR, lo que es un respiro porque la afición es distante con él.

A la vez, José Andrés Salvatierra señaló que cuantos más atacantes anoten, es mejor.

“McDonald se suma al goleo de una zona que tiene un buen rendimiento. Un aspecto positivo es que cualquiera puede marcar y eso obliga a la zaga rival a referenciar a varios jugadores”, explicó Salvatierra.