Por: Cristian Brenes 6 mayo
Giancarlo fue convocado para el juego decisivo de hoy. | AFP
Giancarlo fue convocado para el juego decisivo de hoy. | AFP

Giancarlo González y el Palermo tienen el agua hasta la nariz en Italia y aunque aún pueden respirar, necesitan de otro milagro que les alargue la vida o de lo contrario perderán la categoría hoy mismo.

El club del tico sorprendió a todos al derrotar la semana anterior a la Fiorentina, con lo que cortó una racha de 10 juegos sin ganar y redujo a 10 puntos la distancia con la zona de salvación, pero aún así sigue en el lugar 19 de 20 (con 19 unidades), a falta de cuatro fechas para el cierre, y la guillotina de igual forma podría caer en esta jornada, en una liga en la que descienden tres equipos.

Los rosaneri visitan al Chievo Verona a las 7 a. m., con la urgencia de ganar y también recibir ayuda para que el Empoli (dueño del puesto 17 con 29 unidades) pierda o como mínimo empate en casa contra el Bolonia y así mantener encendida la llama de esperanza.

En caso de que el Empoli sume de a tres, todo acabaría de inmediato para el Pipo y sus compañeros, sin importar lo que ellos hagan en su partido, ya que no podrían dar cacería aunque ganen todo lo que les resta y su rival directo caiga.

González fue convocado para la visita a Verona y espera colaborar en la lucha que sostienen por la salvación.

Celso y Depor apurados. Celso Borges y el Deportivo de La Coruña llegan apurados al duelo contra el Espanyol de este domingo a las 10:30 a. m., debido a que un despiste podría nublar su lucha por mantener la categoría.

El Depor se ubica en el puesto 16 de 20 con 32 unidades, apenas cinco más que el Sporting de Gijón, club que marca la zona del descenso en España, y que ya se impuso 1 a 0 ante Las Palmas.

A falta de tres fechas para el cierre de temporada el equipo de Borges atraviesa un bache de tres partidos sin ganar (dos derrotas y un empate), por lo que debe acelerar o de lo contrario podrían ver cómo los rebasan y los meten en apuros.