9 enero, 2015

Galliano Luconi atendió ayer a La Nación en su oficina. | JORGE ARCE
Galliano Luconi atendió ayer a La Nación en su oficina. | JORGE ARCE

Galliano Luconi, gerente financiero del Deportivo Saprissa , se defendió de las acusaciones hechas por Jafet Soto y la directiva del Herediano sobre la supuesta firma de Francisco Calvo con la S antes de la final nacional.

Luconi aseguró ayer en entrevista con La Nación que en Tibás ‘nunca jugaron sucio’ y que Calvo estampó su letra en el contrato apenas el 6 de enero.

“En Herediano están haciendo acusaciones completamente falsas sobre cómo trabajamos nosotros aquí en Saprissa, principalmente que digan que estamos llamando a jugadores durante el torneo y mucho menos en fases finales en donde el tema es más delicado”, comentó. Incluso, el gerente morado aseveró que nunca habló con los jugadores Daniel Cambronero y Yendrick Ruiz en media final, como se rumoró en páginas de aficionados florenses.

“Entiendo que hasta hablan que llamamos a Cambronero y a Yendrick y le digo que en mi vida hablé con esos jugadores, eso sí es muy delicado. Si alguien habla del tema tiene que hablarlo con la verdad, no pueden haber dirigentes tan fanáticos, la posición de Saprissa siempre es y será transparente”, argumentó el administrativo.

Según Luconi, el primer contacto con el jugador Francisco Calvo se dio el 26 de diciembre, seis días después de que finalizara el campeonato de Invierno 2014. “Nosotros hablamos con Calvo ya fuera del campeonato, fue un interés mutuo”.

Por otra parte, en Saprissa le brindarán ayuda psicológica, física y nutricional a Francisco Calvo hasta el 1.° de junio, día en el que se incorporará de lleno a las filas de la institución.

“Él la está pasando mal y no se lo merece, nos vamos a acercar a él para que tenga las condiciones adecuadas, lo que le hicieron estuvo mal”, agregó.