Gabriel Gómez

Por: Cristian Brenes 15 noviembre, 2015
AFP, ARCHIVO
AFP, ARCHIVO

¿Qué significa para Panamá el juego contra Costa Rica?

El juego contra Costa Rica es el clásico para nosotros y como decimos en el fútbol, este es el partido que no se puede perder, en el que hay que entregar todo y en el que debemos dejar el alma en el campo. Hemos nivelado en cuanto a resultados y juego con Costa Rica, así que esperamos ganar este clásico el 17.

Los jugadores ticos muchas veces se quejan del juego brusco y los pelotazos de los panameños. ¿Tienen razón?

Puede ser que los ticos se estén quejando. Debe ser por el emparejamiento futbolístico que hemos tenido, porque la evolución de Panamá es importante y tal vez ellos (ticos) han quedado impresionados, al punto que tratan de minimizar el buen trabajo que estamos haciendo al decir que pegamos o damos patadas. Siempre va a haber juego brusco en los partidos y mucha intensidad. Hemos demostrado que contra Costa Rica siempre queremos imponer nuestras condiciones.

¿Panamá se prepara diferente para jugar e intentar ganarle a Costa Rica?

Nosotros nos preparamos para ganar todo. Nunca hemos ido a un Mundial y queremos ir. Tenemos ese deseo y ambición de enfrentar a todos los rivales de la misma manera porque no hay equipo chico, no hay partido amistoso, ni equipo grande, todos los juegos los enfrentamos con la misma seriedad.

¿Ansían tener los triunfos futbolísticos de Costa Rica?

Claro. Costa Rica siempre ha sido una selección representativa del área porque ha ido a mundiales. Cuando Costa Rica fue a Brasil se le apoyó mucho. Recuerdo que contra Grecia y ante Holanda todos los panameños estaban con los ticos. En los bares y en los centros comerciales se entregaron y se apasionaron por el buen juego de ustedes, porque ganarle a tres campeones mundiales llamó mucho la atención.

¿En Panamá toman a Costa Rica como referencia?

Siempre digo que no hay que ir a Europa o a otros lugares a mirar cosas porque Costa Rica tiene buena estructura de fútbol, buenas condiciones y estamos cerca.

“Esa evolución que tiene Costa Rica podríamos imitarla en ciertas cosas porque si a ustedes les han salido bien las cosas, a nosotros nos puede ir de la misma manera”.

Conoce bien a Óscar Ramírez porque lo enfrentó varias veces. ¿Le dará algún consejo al Bolillo de cómo neutralizar al Macho?

Lógicamente que sí. Este es un juego de estrategias y yo voy a representar a Panamá. Conozco bien la forma en la que el profesor Óscar Ramírez plantea los juegos por lo que hacía con Alajuelenese y no creo que cambie mucho.

¿Les molesta que pueda llegar mucho tico al Rommel?

Lógico. Es extraño para nosotros porque como legionarios estamos acostumbrados a que la afición local es la que llena el estadio, se hace sentir y se le dan pocas entradas al rival, pero recuero una eliminatoria en la que el Rommel estaba casi que todo de blanco porque habían muchos ticos y ese día perdimos 3 a 0. Se queda uno extrañado de eso, pero el fútbol nuestro cambió, evolucionó y el fanático está más involucrado, así que estoy confiado en que el panameño nos apoyará.

¿Cómo toma las críticas que le hacen porque no juega en Herediano, pero sí en Panamá?

Respeto la opinión del fanático y del periodista. Cuando uno es figura pública está expuesto a que la gente se pronuncie sobre uno; ya sea bien o mal. Mi vida y mi carrera las he llevado equilibradamente, por eso llevo casi 15 años en el fútbol internacional. Acepto las críticas y los elogios y mantengo un equilibrio.

A nivel de ligas se ve una diferencia marcada entre panameños y ticos, pero en selecciones no. ¿A qué se debe esto?

Uno también analiza esta situación, pero nosotros somos algo anormales en nuestro fútbol. En la mayoría de países los jugadores locales son la base de la selección, en Panamá tenemos muchos legionarios y son la base. Es algo complicado, sin embargo, estamos creciendo y equiparando.

¿La prensa y la afición panameña realmente tienen criterio para criticar a la selección?

Hay de todo tipo. Uno entiende que nuestro fútbol se está regionalizando y a nivel internacional se ve de otra forma.La evolución del fútbol panameño se ve en el periodismo y en la prensa. Se han vuelto más apasionados, más fanáticos e investigan aún más de lo que pasa fuera de Panamá porque muchos futbolistas estamos jugando en el exterior. Sabemos que nuestra afición es algo especial de entender.

¿Sabe más de fútbol el periodista y el aficionado costarricense que el panameño?

Sigo muy poco a la prensa en Costa Rica, me baso más en lo que pasa en Panamá. Allá también hay especialistas, gente de mucha experiencia y exjugadores de la selección nacional que se han involucrado dentro del periodismo y le dan una visión distinta y una idea al fanático porque debemos nutrirlo y educarlo en cuanto a lo técnico y lo táctico, algo que también debe entender.