Por: Johan Umaña V. 17 julio, 2013

Bryan Ruiz recibe cariño de los aficionados donde vaya. Así fue el domingo contra Cartaginés y probablemente así será esta noche. | MANUEL VEGA
Bryan Ruiz recibe cariño de los aficionados donde vaya. Así fue el domingo contra Cartaginés y probablemente así será esta noche. | MANUEL VEGA

Con ahínco y toda la seriedad posible el Fulham continuaba ayer su pretemporada de la campaña 2013-2014.

El combinado inglés se entrenó en el Estadio Nacional, donde hoy, a partir de las 8 p. m., jugará con la Liga su segundo partido de la seguidilla de encuentros que vino a realizar a Costa Rica.

El sábado culminará su paso por el país con el encuentro ante el Saprissa, a las 8 p. m. en el mismo escenario de La Sabana.

El Fulham se entrenó ante la presencia de 200 aficionados de escuelas públicas, invitados por la organización del encuentro. El más ovacionado fue, lógicamente, el ídolo local, Bryan Ruiz.

El seleccionado tico comentó que espera con ánimo jugar contra el equipo que lo vio debutar en el fútbol profesional y le abrió las puertas de su prolífica carrera.

“Sabemos que Óscar Ramírez ha tenido un equipo muy balanceado durante el tiempo que ha entrenado a la Liga”, comento brevemente Ruiz sobre el rival.

Uno de los elementos que llamó la atención de prensa y aficionados fueron los dispositivos que usan los jugadores del Fulham. Se trata de aparatos para medir cuanto corren en entrenamientos y amistosos.