Zaguero metió los dos goles con que la S llega con ventaja al Morera Soto

Por: Miguel Calderón S., Daniel Jiménez 20 diciembre, 2015
Francisco Calvo es abrazado por sus compañeros tras anotar.
Francisco Calvo es abrazado por sus compañeros tras anotar.

Saprissa tuvo este domingo un héroe inesperado ante la Liga. El defensor Francisco Calvo se convirtió en la sorpresa y así cumplió su sueño de niño, de anotar en ese escenario a estadio lleno.

Calvo apareció como un fantasma en la jugada del primer gol tibaseño y, sin marca alguna, venció de cabeza al guardameta Patrick Pemberton con un potente remate.

El 1 a 0 concretado en el minuto 57 sorprendió a los liguistas, quienes diez minutos después recibieron la segunda anotación, por obra de Calvo.

El zaguero recepcionó un balón en el área, amagó y remató de derecha, para marcar así su primer gol con esta pierna en toda su carrera deportiva.

“Sí es mi primer gol de derecha, fue algo circunstancial, gracias a Dios pude pegarle bien, enganchar a Kenner. Yo siempre busco las anotaciones ante cualquier rival; hoy (domingo) se me da el gol por partida doble en el mejor momento y lo más importante es que vamos 2 a 0 arriba en la serie”, expresó el seleccionado nacional.

Calvo agregó que desde niño soñó con anotar de esta manera, en una final ante Alajuelense y con la Cueva repleta.

“Tenía el grito de gol pegado en la garganta, le dije a mi familia que tenía tiempo de no anotar y esto es gloria de Dios que me caigan en la final. Soñé con anotar así, en una final y con el estadio a reventar”, añadió.

Para el jugador, este diciembre representa una revancha pues hace un año perdió la final con Herediano, ante Saprissa.

“Bueno, yo nunca he quedado campeón en diciembre, con Herediano quedé campeón a mitad de año. Ha sido un semestre de muchas cosas buenas para mí, siempre me entrego al máximo y esto es un fruto al esfuerzo”.

El tibaseño comentó que si bien la ventaja es importante, aún no hay nada definido.

“Falta otro partido, esto apenas empieza. Quiero darle gracias a Dios, quiero dedicárselo a mi familia, a mi novia, a la afición”, mencionó el morado.

Para el defensa, el golpe que dieron el domingo fue contundente.

“Va a ser un partido durísimo, ellos van a estar con su gente, será un juego de mucho roce. Por ahí escuché que el estadio estará lleno a reventar, entonces la gente de ellos los apoyarán al máximo y nosotros tenemos que estar bien concentrados. Saprissa sabe jugar este tipo de finales”, dijo.

Saprissa tuvo anoche ante la Liga un héroe inesperado en la cancha. El defensor Francisco Calvo se convirtió en la sorpresa en el ataque que tuvieron los morados en el juego de ida de la gran final nacional.