Los goles de la Liga los marcaron Brayan López y Din John Arias; por los anfitriones anotaron Kevin Cunningham y Jean Carlo Inneckén

Por: Fanny Tayver Marín 12 julio
Luis Miguel Valle maneja el balón en el juego de Alajuelense ante Santa Ana.
Luis Miguel Valle maneja el balón en el juego de Alajuelense ante Santa Ana.

Santa Ana

Corría el minuto 83. Santa Ana y Alajuelense empataban a dos goles y el partido tuvo que suspenderse, cuando una turba del equipo local se metió a la cancha para ir a increpar a la barra de la Liga, luego de que se dio una 'disputa' por una manta.

Hubo manifestaciones de violencia y entre el caos volaban las piedras de un lado a otro, mientras que las familias que habían acudido a presenciar el amistoso intentaban encontrar un sitio donde no corrieran peligro.

Pronto aparecieron los policías para que el zafarrancho no pasara a más.

"Es un tema complicado, el partido estaba bonito para el público y termina así, de esa forma. Desde el primer tiempo habían insultos de una barra a la otra y en el entretiempo también, no pensamos que eso terminara así dentro del terreno de juego, pero sí afuera", expresó Jonathan McDonald.

Según el atacante liguista, eso perjudica al equipo, porque les cortó el cierre del partido.

"Eso se necesita para trabajar la parte física y mental del cansancio al final, íbamos 2-2, queríamos ganarlo y estábamos haciendo todo para lograrlo, pero el partido termina de una manera en la que no tenía que terminar".

El asistente técnico de los rojinegros, Wílmer López, también lamentó lo ocurrido.

Los roces se dieron pese a que las barras estaban en graderías separadas; la manuda, detrás de un marco; la santaneña, a un costado. Varios integrantes de la hichada alajuelense ingresaron al campo, aprovechando que la pelota estaba lejos, cruzaron la cancha por una esquina y arrancaron una manta que los locales habían amarrado a la malla. Entonces, un puñado de aficionados santaneños invandió el terreno para increpar a los rojinegros. Incluso, algunos se dieron de golpes en el terreno, mientras otros lanzaban piedras. La trifulca no pasó a más por la pronta intervención de la policía.

"Lo peor es que todo fue por una bandera, son cosas que no tienen que pasar. Uno siempre espera que el aficionado se comporte a la altura. El partido era bueno, siempre uno que otro se sale de sus casillas, se sale del saco y se terminó con esta situación, ojalá en el campeonato el aficionado sepa comportarse", citó el Pato.

El fogueo. Mientras la plantilla de Alajuelense se mantenga tan amplia, Benito Floro aprovecha para darle fútbol a la mayoría de sus jugadores.

Eso significa que son pocos minutos los que tienen los futbolistas para mostrarse, cuando se acerca el momento de las definiciones sobre quiénes se marcharán a préstamo.

Y eso es lo que ocurrió la noche de este miércoles en el fogueo entre Santa Ana y Alajuelense, disputado en la cancha de Piedades.

En la primera acción de peligro, Adonis Pineda salió para evitar el gol, pero chocó con Jheyrell Downs, quien le cometió falta. El arquero se resintió, pero minutos después se repuso.

La sociedad entre Yuaicell Wright y el brasileño Iago Soares tuvo chispazos de química.

El suramericano llegó por el centro y sacó un disparo que pasó cerca de la puerta defendida por Miguel Andrés Ajú, quien más adelante salió lesionado, al parecer con un esguince.

Brayan López le quitó los ceros al marcador en el 20', pero rápidamente cayó el empate con un cabezazo de Kevin Cuningham en una acción que nació tras una falla en la cobertura de Luis Miguel Valle.

Pero López no es el único refuerzo manudo que tiene gol, ya que Din John Arias anotó de tiro libre, al cobrarlo rastrero en el 27'.

Alajuelense sacó a Valle, Jake Beckford, Brayan López y Barlon Sequeira en el 38' para darle minutos a Harry Rojas, Bryan Jiménez, Kenneth Cerdas y Diego Mesén.

Para el inicio de la etapa complementaria, salieron Michael Barrantes, Din John Arias y Yuaicell Wright e ingresaron Cristopher Meneses, Luis Sequeira y Jonathan McDonald.

El Municipal Santa Ana empató con un remate de Jean Carlo Innecken, el atacante que la Liga le cedió a préstamo a este equipo.

Innecken marcó luego de que Seemore Johnson cabeceó hacia abajo y el delantero estaba pellizcado.

Benito Floro siguió con las variantes y en bloque salieron Mesén, Cerdas y Rojas para darles paso a Pablo Gabas, José Luis Cordero y Jean Carlo Agüero.

Luego Allen Guevara relevó a Bryan Jiménez.

El ensayo nuevo de la Liga iba bien, pero no pudo acabar.

El próximo fogueo de los rojinegros será el sábado en Ciudad Quesada contra San Carlos.

Etiquetado como: