Para el jerarca no existe ningún cambio de discurso en el club rojinegro, porque hasta el mismo Benito Floro había comentado que el peso del equipo recae sobre los futbolistas experimentados y los cuatro refuerzos

Por: Fanny Tayver Marín 2 febrero
Benito Floro y Fernando Ocampo en la sala de prensa del estadio Alejandro Morera Soto.
Benito Floro y Fernando Ocampo en la sala de prensa del estadio Alejandro Morera Soto.

Redacción

En Alajuelense encuentran infundados los cuestionamientos prematuros hacia el proceso que Benito Floro inició con la intención de que los resultados se vean cuando el equipo cumpla sus 100 años, en 2019.

Con el regreso de los seleccionados que estaban en la Copa Centroamericana y la contratación de los cuatro suramericanos, algunos piensan que ahí murió el proceso y que se terminó el espacio para los jóvenes que empezaron el campeonato.

Incluso, a las puertas del clásico nacional, en el Saprissa le echan leña al fuego al poner en duda el cambio generacional en Alajuelense.

"Si usted ve, es casi un once con futbolistas de experiencia y le apuesto que en ese once (del clásico) van a ser muy pocos los jóvenes", afirmó el portero morado Danny Carvajal.

Sin embargo, en la Liga defienden su esquema.

"Yo lo que veo es a alguna gente nerviosa, pero me parece que en Liga Deportiva Alajuelense estamos apegándonos a ese plan estratégico; nunca dijimos que no íbamos a traer refuerzos y dijimos que el proyecto es al año 2019, en nuestro centenario", afirmó el presidente de Alajuelense, Fernando Ocampo.

Él asegura que simplemente hay que darle tiempo al trabajo y saber que los resultados llegarán.

"Yo no he visto en ningún campo que un proyecto de reingeniería se logre en dos meses. Hoy, los 36 jugadores de la Liga tienen un promedio de edad de 21,16 años y conste que hay cinco que pasan de 30 años", mencionó el jerarca manudo.

Para él, no existe ningún cambio de discurso, porque hasta el mismo Benito Floro había comentado que el peso del equipo recae sobre los futbolistas experimentados y los cuatro refuerzos.

"Nosotros siempre hablamos que venían refuerzos, que llegaban al final de enero y nuestro proceso de renovación del equipo no se acaba en este campeonato. El plan estratégico de la Liga del Centenario es que para el año 2019 el 80% de la planilla sea con jugadores hechos en Liga Deportiva Alajuelense, así que a mí me extraña que la gente pretenda ver un proceso en dos meses", recalcó.

Ocampo dice que es imprudente emitir criterios al ver las alineaciones, sin observar el espacio que se les da a algunos jóvenes.

"La Junta Directiva tiene una responsabilidad de presentar un equipo competitivo y es interesante cómo los mismos que critican hoy son los mismos que criticaban antes diciendo que el proceso no servía porque los muchachos no ganaban; esos no dicen que en el partido contra Cartaginés un muchacho de ese proceso (Bryan Jiménez) mete el gol y nos da los tres puntos, o que en este último juego un muchacho del proceso (Kenneth Cerdas) mete el gol y nos da los tres puntos", manifestó.

Ocampo contó que en la directiva rojinegra se encuentran contentos con el proyecto institucional que pusieron en marcha.

"Lo que hemos hecho es una reingeniería en la parte administrativa, financiera y deportiva que no pretende ni acabarse ni generar resultados en dos meses. Eso sería absurdo y me parece que es no entender de qué se trata un proceso".

El presidente manudo reiteró que en este momento, Benito Floro está a cargo de la Primera División y del Alto Rendimiento y que ahí él alternará a los muchachos.

"Poco a poco estamos llegando a tener un acomodo que nos permita ir creciendo conforme avancen los partidos. Lo que recomiendan las personas con las que me he asesorado es que debemos tratar de que por año hayan dos o tres figuras que vayan subiendo poco a poco en ese proceso", citó.

Y agregó: "La Liga por distintas circunstancias no pudo hacer esa renovación en los últimos campeonatos y eso de alguna forma nos ha obligado a hacer el proceso, pero eso no significa que la Liga iba a jugar todo el campeonato con un promedio de edad de 21 años, eso nunca lo dijimos y sería muy irresponsable de nuestra parte poner el peso de los resultados y de la institución solo en estos muchachos".

Ocampo reitera que Alajuelense nunca cayó en alguna contradicción.

"Siempre dijimos que queríamos un equipo estructurado, un equipo que fuese poco a poco combinando gente de experiencia con gente de valía y también estamos tomando en cuenta que hay jugadores nuestros que son convocados a la Selección Nacional, que reciben ofertas para ir al fútbol internacional de tanto en cuanto y queremos tener una base que nos permita ante cualquier circunstancia poder competir en el torneo nacional".

Incluso, en diciembre, 14 futbolistas se marcharon de Alajuelense y a finales de febrero se contrataron a cuatro: los brasileños Iago Soares y Leandro da Silva, el ecuatoriano Jefferson Hurtado y el chileno Nino Rojas.

El caso de Esteban Marín

Las críticas hacia el proceso de la Liga se acrecentaron cuando el equipo anunció que los cuatro jugadores que enviarían a préstamo eran Esteban Marín, Jossimar Pemberton, Anthony López y Jean Carlo Innecken.

El erizo Esteban Marín marca a Jairo Arrieta. | RAFAEL PACHECO
El erizo Esteban Marín marca a Jairo Arrieta. | RAFAEL PACHECO

"A mí lo que me dicen los expertos es que para que un muchacho se consolide, debe jugar unos 60 partidos en la Primera División. Esteban Marín ya no tiene edad para el Alto Rendimiento y en ese puesto están Kenner Gutiérrez, Jameson Scott, Michael Umaña, Jefferson Hurtado, Diego Mesén y Darío Alfaro, y los dos últimos si pueden rotarse entre la Primera y el Alto Rendimiento", apuntó Fernando Ocampo.

Y agregó: "Se necesita que él vaya a un equipo, acumule partidos y esté listo para volver. Si no lo quisiéramos, finiquitamos, pero más bien lo renovamos y le aumentamos el salario como una muestra de la confianza que le tenemos, porque el que vayan a préstamo es parte de la estrategia".

Bajo ese argumento, el jerarca de la Liga recordó que Jean Carlo Agüero estuvo jugando a préstamo con Grecia en la Segunda División y que a Kenneth Cerdas lo habían mandado al Santos.

"Ahora volvieron y son parte de los muchachos que han jugado más. Lo que se hace con Esteban es lo que antes se hizo con su hermano Luis Marín, con Wílmer López, con Álvaro Mesén, con Luis Sequeira, con el mismo Patrick Pemberton, o con Arturo Campos", relató.

Para él, en la Liga se toman decisiones con sentido y muy bien pensadas.

"Si Esteban se quedaba en la Liga, a él le va a costar llegar a esos 60 partidos por la competencia que hay, pero estando en Carmelita va a poder jugar. Simplemente está siguiendo el camino de su hermano Luis, que fue a préstamo, luego llegó y fue figura indiscutible".

El jerarca insiste en que esos préstamos son parte del proceso, porque los muchachos lo que necesitan es jugar.

"Esa una inversión que hacemos, sino los liquidamos, pero vea que a Esteban y a Anthony les renovamos y les subimos el salario a ambos, por edad no pueden estar en el Alto Rendimiento y tienen competencia directa. Aquí no estamos inventando el agua tibia", finalizó Fernando Ocampo.

Esteban Marín irá a Carmelita, Jossimar Pemberton jugará con Liberia, Anthony López ya se entrena con Pérez Zeledón y a quien no se le encontró espacio en un club de Primera es a Jean Carlo Innecken, quien ahora podría irse a uno de Segunda, buscar una opción en el extranjero o quedarse en Alajuelense.

Etiquetado como: