Rodolfo Villalobos, presidente de la Federación, señala que han sido facilitadores de información

Por: Ferlin Fuentes 29 septiembre, 2015
Eduardo Li, aún presidente de la Fedefútbol, junto a Rodolfo Villalobos, quien aspira a relevarlo.
Eduardo Li, aún presidente de la Fedefútbol, junto a Rodolfo Villalobos, quien aspira a relevarlo.

Alajuela

La Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) se mantiene al margen del proceso judicial que enfrenta el expresidente Eduardo Li en Suiza acusado por actos de corrupción en la FIFA.

Este martes el Ministerio de Justicia de Suiza accedió al pedido estadounidense de extraditar al expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li, en el caso de corrupción en la FIFA.

Rodolfo Villalobos, presidente de la Fedefútbol, explicó que la decisión tomada era una posibilidad y que el ente que rige el fútbol en el país no tiene intromisión en el caso.

"La noticia que acaba de trascender se esperaba, era una de las posibilidades. La Fedefútbol no tiene relación en el caso, hemos sido un ente facilitador de información para que los abogados que llevan el caso de Eduardo (Li) planteen su defensa y siempre estaremos anuentes a colaborar, pero solo eso", dijo Villalobos.

El Secretario General, Rafael Vargas, explicó que es posible que la defensa y los familiares de Li recurran a una apelación.

"Esta no es una circunstancia fácil, es un proceso en el que pueden darse muchos caminos y el que está tomando quizás era el más esperado por todos. La decisión de extraditar a Eduardo (Li) hacia los Estados Unidos era una posibilidad desde que fue pedido. Tengo entendido, no lo puedo confirmar, que los abogados y la familia de Eduardo estarían recurriendo a una apelación. La Fedefútbol como tal se mantiene al margen", dijo Vargas.

Eduardo Li, dispone de cinco días, a partir de este martes, para decidir si recurre la orden de extradición a Estados Unidos que aprobó la Oficina Federal de Justicia de Suiza. Si Li cumple ese primer procedimiento dispondrá de un plazo de 30 días más para presentar un recurso ante el Tribunal Penal Federal, ente que decidirá si lo trasladan o no a Estados Unidos.

El expresidente de la Federación fue arrestado el pasado mes de mayo en Suiza junto con otros seis mienbros de la FIFA: Jeffrey Webb (Islas Caimán), Julio Rocha (Nicaragua), Costas Takkas (Islas Caimán), Eugenio Figueredo (Uruguay), Rafael Esquivel (Venezuela) y José María Marín (Brasil). A ellos se les acusa de 47 cargos por enriquecimiento ilícito durante 24 años mediante la corrupción del fútbol.